Deprecated: Creation of dynamic property ElementorPro\Plugin::$updater is deprecated in /home/travesia/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/plugin.php on line 491

Deprecated: version_compare(): Passing null to parameter #2 ($version2) of type string is deprecated in /home/travesia/public_html/wp-content/plugins/elementor/core/experiments/manager.php on line 167
MUJER SALVAJE... de mujer domesticada a loba -

Haciendo una búsqueda profunda en las memorias de mi niñez, adolescencia y mis primeros años como adulta, la verdad es que no tengo recuerdos que me acerquen a ese contacto con mi naturaleza salvaje que tanto ansiaba en silencio.

Más bien creo que mi niñez fue un proceso de domesticación para aprender a ser y hacer una “buena niña”, en mi adolescencia fui una rebelde sin causa, y ya habitando la piel de mujer.

Era tanta la ausencia de lo salvaje en mi vida que inconscientemente me vestí con pieles falsas para cubrirme del frío y tapar las heridas que causaba esa lejanía con mis tierras internas donde lo feroz habitaba.

Siempre he sido una buscadora, una mujer curiosa y con ansias de aprender, de ver el mundo y experimentarlo en primera fila, sin embargo, esas ganas estuvieron dormidas por unos cuantos años, no fue sino hasta que se hizo prácticamente insoportable llevar esa piel falsa que empezó mi búsqueda, y con ella la travesía de regreso a esas tierras internas que me llevarían a descubrirme como nunca antes.

Sin importar tu historia, de donde vengas, donde vivas, tu edad, a que te dediques, o cualquier etiqueta externa, eres una mujer que anhela regresar a las tierras salvajes que hay en las profundidades de tu ser vistiendo tu verdadera piel… la piel de loba.

Esencia salvaje

La primera vez que escuche el termino mujer salvaje me causo ruido, no me gusto eso de “salvaje” porque lo asocie a algo primitivo, animal y sucio, sin embargo, el ruido que causo hizo eco en mi interior. Fue como si esas palabras encendieron la chispa de mi curiosidad perdida. Era como si recordara algo muy mío, no sabía exactamente qué, pero lo sentía en mi corazón y entrañas.

Ese fue el comienzo que abrió los caminos para los encuentros ya escritos por mi alma… llego a mí la danza de la luna y con ella la formación de curanderas para un nuevo tiempo que hice bajo la guía de Tanametzli, donde en una de nuestras clases ella menciono el libro las Mujeres que corren con los lobos. Hice clic de inmediato con el título de ese libro escrito por la psicoanalista junguiana y poeta Clarissa Pinkola Estés.

Fue este libro el que me llevo a reencontrarme con la libertad de lo salvaje, allí descubrí de donde venía el termino mujer salvaje. Este término es el nombre que le da la autora a la representación de la esencia de la mujer que encarna la fuerza, sabiduría, libertad, inteligencia, sexualidad y feminidad.

Tu y yo somos mujeres salvajes. Todas las mujeres lo somos, solo que por miedo e ignorancia hemos caído en el juego de la domesticación, por eso hoy día te cuesta recordarlo o incluso puede que te de miedo aceptarlo, y como no, si fuimos criadas para dormir nuestra naturaleza, así sin saberlo anestesiamos a la loba y la mujer salvaje, lo hicimos para adaptarnos a lo que se supone está bien, buscando encajar en esta sociedad.

Dicho en sus propias palabras “Dentro de toda mujer se esconde una vida secreta, una fuerza heroica llena de buenos instintos, creatividad y sabiduría. Es el arquetipo de la mujer salvaje que representa la esencia femenina intuitiva, una especie en peligro de extinción debido a los constantes esfuerzos por de la sociedad por civilizar a las mujeres”

Sin embargo, puede que en algún momento de tu vida hayas sentido ese anhelo de libertad del que tanto goza la mujer salvaje, o hayas escuchado el aullido que te invita a desnudarte de tanta piel falsa para vestir tu piel de loba. Lo cierto es que muy dentro anhelas reencontrare con esa mujer que vive libre en las tierras del olvido esperando que regreses para aullar juntas

Y ¿Por qué ese anhelo, ese sentimiento vivo? Porque las memorias ancestrales grabadas en tu ser anhelan vivir esa conexión, al vestir la piel de loba, de mujer salvaje nos elevamos como mujeres, nos hace conectar con la esencia divina de quienes somos realmente, más allá de los limites.

Y que mujer no desea sentirse libre, vivir llena de gozo, expandida en amor, con energía y fuerza para lograr lo que se propone, segura y confiada de mostrarse tal y como es, sin miedo, culpa o vergüenza, sentir su vulnerabilidad y abrazarla para contenerse.

Todas compartimos este mismo deseo, todas estamos tejidas y unidas en esta misma intención, seas o no consciente de esto, anhelas desprenderte de la piel falsa, desnudarte y rendirte a tu verdad, reconocerte como mujer salvaje y desde allí una tomar la piel de loba para encarnar a la mujer poderosa, amorosa, salvaje, intuitiva, orgásmica y natural que estas destinada a encarnar, siempre que abras esa posibilidad en tu vida.

Perdida de lo salvaje

Lo salvaje necesita ser domesticado. Hay mucha fuerza, sabiduría, energía de creación y expansión, demasiada vida rebosando en lo salvaje y esto incomodó a muchos, por este motivo como dijo la misma Clarissa Pinkola Estés “Se destinaron innumerables esfuerzos por civilizar a la mujer”.

La sociedad jugo su papel y nosotras caímos en el juego de la domesticación. Nos fuimos acomodando a una jaula y la comodidad que esta nos entregaba. Nuestra esencia salvaje quedo diluida en un mundo donde prevalece lo racional y la ciencia por encima de la sabiduría y la intuición, el conocimiento por sobre las emociones, los dogmas por encima de nuestra propia naturaleza.

La mujer salvaje al no ser aceptada quedo reprimida y enterrada bajo los clichés puritanos y estrictos de una sociedad que se rige bajo los dictámenes de lo masculino, donde el patriarcado marcando la pauta hizo mucho daño a mujeres, hombres y a la humanidad en general porque nos quitó el equilibrio. Y es este equilibrio la tendencia natural del universo.

Así lo expresa Clarissa…

Clarissa expresa en esta frase que “La sociedad nos encartona, nos hace vivir dentro de un disfraz asfixiante. “No estamos hechas para ser unas criaturas enclenques”. Cuando nos alejamos de nuestra naturaleza, nos quedamos “sin oídos para entender el habla del alma o percibir el sonido de nuestros propios ritmos internos”. Nos quedamos paralizadas, bloqueadas. “Mudas cuando, en realidad, estamos ardiendo”. 

La buena noticia es que, si estás aquí leyendo esto, ya has abierto la puerta con el yo salvaje, quizás ya has sentido el aullido resonar en tu interior o puede que muy pronto lo escuches. Lo que sí es una certeza es que tarde o temprano lo salvaje llama…

Atiende al llamado

Una mujer que es capaz de adentrarse en su propio territorio salvaje, se conquista así misma cada día. Así lo vivo yo, y así lo veo en la manada de mujeres que me rodean y en las mujeres a la que tengo el honor de acompañar. Todas tenemos en común que en algún momento hemos sentido el aullido, este puede sentirse como una honda herida, o un anhelo de una vida más profunda y plena.

Sea cual sea tu historia o tu proceso, recuerda que tu sentir es válido. Ese sentirte perdida, ausente, desecha, destruida, sin claridad, falta de inspiración, desconectada, en búsqueda, es simplemente, un llamado a reconstruirte desde el alma de tu naturaleza salvaje.

El inicio del camino a las tierras salvaje donde yace tu piel de loba se encuentra al escuchar la voz de la intuición, al hacerse preguntas, sentir curiosidad, ver, oír y actuar de acuerdo a lo que una sabe que es verdad. La Mujer Salvaje enseña a las mujeres a NO ser amables cuando tienen que proteger sus vidas emocionales, a NO actuar con dulzura o bondad cuando tienen que defenderse con uñas y dientes y salir huyendo.

El yo salvaje tiene que gozar de libertad para moverse, hablar, jugar, enfadarse y crear. Ya sabemos que ser una misma no siempre es aceptado por los demás, pero ceder a sus exigencias nos anula y destruye y no hay mayor infidelidad que la que nos hacemos a nosotras mismas.

¿Estas lista para aullar?

Si tu respuesta es sí, estas reflexiones van a resonar contigo. Forman parte de las acciones que yo misma he puesto en práctica en mi vida y sé que ayudaran:

Empieza con sacrificar Creencias, patrones, pensamientos, conductas y miedos. Con sacrificar me refiero a volver sagrado el proceso de muerte de la mujer que fuiste y de vida de la mujer que nace. Es importante conocer las partes de ti de las cuales debes despedirte porque soltando es que crearas el espacio para gestar, parir y nutrir a la nueva mujer.

Practica cuestionar tus pensamientos escribiendo, la escritura para mi forma parte de una de mis terapias claves para mi propio descubrimiento, por eso toma el espacio para responder estas preguntas:

¿Qué le ha ocurrido a la voz de mi alma?

¿Cuándo fue la última vez que corrí libremente?

Eres libre para buscar verdaderas respuestas en tu interior… Mientras lo antiguo muere, la mujer despierta ante su propia naturaleza salvaje


En el interior de la psique hay una fuerza contraria a la naturaleza, al desarrollo, a la armonía, a lo salvaje: el depredador que aísla a la mujer de su fuerza instintiva y la deja insensibilizada, sin fuerza, ese depredador es esa parte de ti que se niega a transitar la oscuridad y mientras más lo niegues y rechaces más fuerte se hace.

Practica rendirte ante tu oscuridad:

 Yo escribo aquello que he descubro de mi misma que me cuesta aceptar, por ejemplo, sentimientos de envidia, pensamientos de escasez, miedo al rechazo. Voy tomando consecuencia mientras escribo de como esto me ha llevado a actuar. Al final me arrodillo e inclino mi cabeza a esta parte de mí y así dejo de pelear contra ella, luego enciendo una vela e intenciona la entrega de luz y amor.


  1. Aprende a defenderte: Una loba, una mujer salvaje saca sus colmillos cuando se ve amenazada, por eso hay que aprender a defender el propio territorio salvaje que se conquista día a día con trabajo personal e infinito amor propio.

Defenderte requiere de una práctica de autoconocimiento y de abrirte a sentir, sentir tus entrañas, tu corazón. Así vas a poder conectar y priorizar tus necesidades y deseos. Si no aprendes a protegerte, cuidarte, sostenerte y expresarte y por el contrario te quedas indefensa vas a perder tu fuerza y la vitalidad.

Practica tanto en las cosas simples como en las trascendentales preguntarte:

¿Qué es lo que quiero verdaderamente? ¿Qué es lo que mi alma anhela? Y no permitir que nadie reprima nuestras opiniones, energía, pensamientos, ideas, todo lo que valoramos y en lo que creemos.


Ya para despedirme quiero compartir esta frase del libro «Las mujeres que corren con los lobos»

 “La loba, la vieja, la que sabe, está dentro de nosotras. Florece en la más profunda psique del alma de las mujeres, la antigua y vital Mujer Salvaje. Ella describe su hogar como ese lugar en el tiempo donde el espíritu de las mujeres y el espíritu de los lobos hacen contacto. Es el punto donde el Yo y el Tú se besan, el lugar donde las mujeres corren con los lobos (…)”. 

Clarissa Pinkola Estés

Cuéntame ¿Habías escuchado alguna vez hablar sobre la mujer salvaje? ¿Qué te pareció todo lo que ella representa? te invito a dejar tu comentario

4 comentarios

  1. Guaoooooo definitivamente este año 2023 va ser uno de los mejores de mi vida porque mi instinto me lo dice que me va a sorprender y porque ya desde hace mucho tiempo estoy en la búsqueda de esa loba que llevo por dentro de esa alma que me habla de ese instinto que resuena en mi y que ya sabe lo que quiere y lo que no desea en su vida que mi tranquilidad y mi paz emocional no tiene precio y sigo en la búsqueda en mi y tengo una misión de vida Extraordianaria pero no la tengo muy clara y que estoy muy cerca en encontrarla, me encanta todo lo que publicas por tus redes y resuenan muchísimo conmigo. GRACIAS GRACIAS GRACIAS !!!! Tenemos que empezar a decir lo que pensamos es la mejor arma que tenemos como mujeres ya basta de quedarnos calladas aguantando

    1. Hayme feliz día con alegría para ti, así es ya, de forma perfecta y en total armonía con el mundo y el universo así es ya, este 2023 es uno de los mejores años de nuestra vida porque así lo decidimos y en total coherencia accionamos para manifestar desde la energía de la certeza, amor y merecimiento. Es importante que afirmemos !Universo sorprendeme bonito y con dulzura! para aclarar lo que queremos para nosotras y nuestra vida.

      Ahora la invitación es para que como loba saques los colmillos y defiendas tu territorio, aquello que te eleva y nutre y ya veras como en ese mismo andar de vivir y honrar a tu mujer salvaje ella misma te va a dar las pistas que necesitas. Y claro que sí de ahora en adelante a expresarnos con coherencia y amor para encarnar a esta nueva mujer que estamos destinadas a ser.

      un abrazo grande, Nos amo

  2. Hola muy interesante lo que describes sobre la mujer salvaje, hay mucho que leer y aprender para aplicar en nuestra vida.
    Es algo como estar oculta en ti misma y con miedo a dejar salir a tu verdadera yo.
    Me gustaria poder descubrir mi verdadera mujer salvaje.

    1. Frandieg feliz día para ti, para mi fue todo un descubrimiento esto del arquetipo de la mujer salvaje, uno que me he me tomado el tiempo para trabajar en integrar en mi interior y en mi vida, y la verdad a sido maravilloso y entre la magia de este despertar de la loba esta el entender que es un trabajo de todos los días, de retarme e incomodarme, de expresar mi verdad, de abrazar mis miedos y mucho más para así sostener en el tiempo la esencia de esta mujer en mi vida.

      y si te gustaría descubrir a esta mujer pronto se viene el lanzamiento oficial de mi programa Mujer P.A.S.I.O.N el despertar de la loba en donde durante tres meses el trabajo sera enfocado en ese despertar a esta mujer, los detalles los anunciare a finales de este mes de enero.

      gracias, gracias, gracias por dejar tu comentario Nos amo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *