Blog Posts

Perdonar

El perdón: como proceso de liberación

Voy a empezar este post donde te vengo a hablar sobre el perdón como proceso de liberación personal compartiendo contigo algunos comentarios que me llegan a mi instagram, al email y también a este blog

Mari, entiendo que el perdón es bueno para soltar y seguir adelante pero ¿Qué haces cuando sientes que te deben una explicación? ¿Cuándo tienes muchas preguntas que necesitas que te respondan?

COMENTARIO #1 ANÓNIMO

Llevo ya casi dos años esperando una explicación que creo que merezco de una persona que después de 13 años me abandonó sin despedirse y sin darme el beneficio de una conversación.

COMENTARIO #2 ANÓNIMO

Ya la perdone, pero muchas veces viene a mi mente lo que paso y vuelve a mí el sentimiento de rabia y dolor.

COMENTARIO #4 ANÓNIMO

Para mí fue fácil perdonar, yo le dije: te voy a perdonar, pero no voy a olvidar lo que hiciste

COMENTARIO #5 ANÓNIMO

Perdonar

Palabras más palabras menos lo que quiero mostrarte con esto es que todos sí, todos en algún momento de nuestra vida hemos caído en ese ciclo poco sano de alejarnos de nuestra libertad y bienestar por querer quedarnos atados al resentimiento, ira, y rabia que ocasiona no soltar desde el amor y el perdón esa situación.

Yo estuve enganchada durante muchos años a un resentimiento con mi mama, también me costó muchísimo perdonar un engaño en mi trabajo anterior, y ni hablar con mis ex parejas, esto último sí que me dio tela para cortar y mucho trabajo interno que hacer conmigo.

Por eso hoy te quiero hablar sobre el perdón como herramienta para llenarte de armonía y vivir en libertad, y es que la vida pasa muy rápido y más en estos momentos de cambios que estamos como humanidad experimentado.

Entonces, está en ti aprovechar tu vida como una pista de juego para alimentar a tu alma y nutrirla con emociones que la ayuden a crecer y evolucionar.

De seguro abras escuchado que eres un ser espiritual viviendo una experiencia física, tu alma se nutre de tus emociones, ahora imagina por un momento que guardes en tu mochila interna un cumulo de pesadas piedras impregnadas de emociones muy densas como rabia, ira, frustración, miedo, resentimiento y muchas más

Estas emociones se formaron en cuando por distintos motivos, razones y circunstancias te hirieron, bien sea que tu madre o padre te abandonaron, tu familia no te apoyo cuando más lo necesitaste, tu pareja te fue infiel, tu »mejor amiga» hablo mal de ti a tus espaldas…

Tantas experiencias de tu pasado que te han marcado y sobretodo tantas emociones poco sanas revueltas dentro de ti que cobran vida y se sienten tan reales al recordarlas  que sin ser consciente te has acostumbrado a vivir con la sombra del dolor y el sufrimiento como tu mejor compañera de vida.


Hablemos sobre el perdón

¿Qué es el perdón? para que puedas entender que es el perdón te lo voy a explicar con esta frase »perdonar es liberar un prisionero y darse cuenta que el prisionero era uno» esta frase me encanta porque habla de libertad y para mí la libertad no tiene precio, por eso  el perdón es un acto de liberación personal donde la carga emocional se disuelve transmutando la energía y la carga emocional que te mantenía atrapado a esa persona o a esa situación.

Muchas veces te aferras al sufrimiento porque quieres que se pague esa ofensa que han cometido hacia tu persona, y en ese intento te quedas atrapado sin ser consciente cayendo en la trampa del ego, y es que cuando te quedas enganchado ¿quién crees que se alimenta de esas emociones? nada más y nada menos que tu ego.

El ego se aprovecha de cualquier oportunidad para ponerte una trampa, a él le encanta el drama, y el show que acompaña encontrar culpables, él te distrae y te hace formar lazos invisibles con esa persona o situación para que sufras de forma indefinida.

Por eso debes tomar consciencia que el hecho de perdonar  es un acto de amor propio, perdonas para liberarte de esa pesada carga de odio, rencor, rabia y demás emociones toxicas que lo único que generan es que te vayas enfermando y matando en vida.


¿Es fácil perdonar?

No, no es sencillo y más en una sociedad que donde quiera que volteamos habla de venganza, de cobrar tus deudas, de no mostrarte como vulnerable y donde lo normal es disfrazar las emociones y no sentir nada.

La verdad es que si perdonar fuese sencillo muchos, mejor dicho millones de personas en el mundo no necesitarían ir a terapia luego de una ruptura o luego de una traición, es fácil perdonar hasta que hay que poner en práctica el don del perdón.

Toda acción y forma de pensar tiene inconscientemente una intención positiva, por este motivo a la hora de no poder perdonar o de que crees cierta resistencia al hacerlo se debe ir más profundo y pensar ¿a qué te estas resistiendo a renunciar? 

Si algo he aprendido en esta vida y no siempre por las buenas es que yo soy responsable y co creadora de mi realidad, con esto quiero decir, que perdonar significa hacernos responsables de nuestra vida, así como de nuestras acciones pasadas y también de asumir  la responsabilidad de hacer un cambio para mejorar nuestro futuro.

Lo que ocurre con muchísima frecuencia es que a las personas les encanta proyectar sus responsabilidades en forma de culpabilidad a los demás, entonces conectan sin ser conscientes con una mentalidad de victima donde el culpable del mal rato es un tercero.

¿Qué ocurre a nivel inconsciente? lo que pasa es que se te dificulta perdonar porque te has convertido en un adicto al dolor y al sufrimiento y al hacerte el ofendido ganas superioridad ante la otra persona.

Veamos un ejemplo: fulanito me engaño me fue infiel engañandome y traicionándome con otra

Esto genera en mi dolor y sufrimiento, me siento ofendida y dolida por lo que hizo, desde mi perspectiva sus acciones estuvieron mal, creo entonces  que soy superior a él porque el hecho de esperar que lo perdone me hace a nivel inconsciente sentirme muy por encima de él.

Si, lo se debes estar pensando que me volví un poco loca o que me falta un tornillo, o incluso si te has sentido ofendido o incomodo es buen momento para tomar conciencia y ver si de alguna forma has estado alimentado a tu ego al hacerte la víctima.

Ahora hablemos sobre lo que ganas al permitirte trabajar el perdón

Todo aquello que te permites soltar mueve las energías para que cosas buenas lleguen a tu vida, al perdonar vas a soltar y al soltar vas a ganar:

  • Bienestar: te sentirás mucho más en armonía y conectado a la fuente, además, tu sistema inmunológico se fortalecerá rápidamente, te sentirás más liviano sin esa carga pesada de emociones negativas. 

Por si no lo sabias tus emociones las de una densidad más pesada con la rabia, el odio, el rencor hacen que produzcas una serie de químicos que debilitan tus células y poco a poco de forma silenciosa te van acabando por dentro.


  • Cambio de mentalidad: Para hacer el proceso de perdón mucho más sencillo debes hacer un cambio de pensamientos, gracias a Dios y al universo nuestro cerebro es como una plastilina que podemos moldear, esto se le conoce como neuroplasticidad, así que teniendo esta información la invitación es que salgas de la caja cuadrada a la que estás acostumbrado a pensar y te permitas ver desde una nueva perspectiva.

Voy a compartir contigo estas preguntas poderosas para ayudarte a salir de la caja y aceptes el perdón como una forma de liberación y de enriquecimiento personal y espiritual

¿Qué tengo que aprender de esta situación?

¿Para que yo estoy viviendo esto?

¿Qué tiene que ver esto que paso conmigo?

¿Qué lección tengo que aprender?

Estas preguntas te llevan a asumir una nueva forma de pensar, te empoderan y sobretodo te llevan a asumir la responsabilidad de tu vida para que inicies un cambio.


Te contare una historia y esta si es muy personal, cuando mi ex pareja me engaño me dolió mucho, obviamente sufrí, llore, y me despeche, sin embargo, elegí no conectarme con la mentalidad de víctima y al tiempo entendí que su engaño me estaba mostrando en mi cara la traición que yo misma me estaba haciendo.

Al darme cuenta de esto pude soltar y el hecho de perdonar se volvió más sencillo.


  • Sabiduría: conocimiento más acción es lo que te brinda la sabiduría que necesitas para ser la persona que mereces ser, si constantemente ves que en tu vida suceden una y otras vez situaciones parecidas, atraes el mismo tipo de persona y te das cuenta que estás viviendo una especie de dejavú es porque no estás haciendo el trabajo de integrar en tu vida la lección que la vida te está queriendo enseñar.

Perdonar ya sabes que pasa por hacerte responsable y encontrar la lección para que la integres a tu vida y hagas los cambios necesarios. De seguro has escuchado la frase: ‘‘yo perdono pero no olvido’‘ Si eres de los que piensa de esta forma y esta frase resuena contigo al punto de repetirla déjame decirte que no has perdonado realmente.

Y si quieres no solo perdonar si no también cerrar ciclos en tu vida te comparto el post mas popular del blog donde te cuento 4 estrategias para cerrar ciclos en tu vida

Lo que has hecho es poner un pañito de agua fría sobre la herida, ciertamente no vas a olvidar pero al recordar lo vas a hacer sin una carga emocional densa, ¿Por qué? porque habrás integrado la lección y habrás entendido el para qué necesitabas vivir y experimentar esa situación, eso es sabiduría interna y se gana al perdonar de corazón.


Y para finalizar te voy a dejar un ejercicio para trabajar el perdón

Recuerda antes de realizar este ejercicio que has tenido una adicción a la mentalidad de víctima y hoy has elegido cambiarla así como también reconoces que esa mentalidad te ha generado un estado emocional alterado del cual hoy decides hacerte responsable.


Ahora sí, puedes empezar el ejercicio:

1. Escribe en tu cuaderno todos los pensamientos negativos que tiene hacia él a lo de la forma más fluida que puedas

2. Escribe que hizo él para generar esos sentimientos negativos en ti. Escribe también los motivos que piensas le llevaron actuará así

NO JUZGUES.

Reflexión hola siguiente pregunta:

¿Qué ves de ti en él, en  eso que hizo, en ese comportamiento, en esa actitud? Tómate un momento para descubrirlo

3. Una vez has entendido el paso anterior escribe todo aquello por lo que le estés agradecida

4. Transforma tus sentimientos y palabras en perdón, escribe lo que hayas descubierto

5. Escribe ahora todo aquello por lo que deberías disculparte tú con él.

6. Escribe todo lo que has aprendido de tu relación con él

7. Por último piensa conscientemente lo perdonó tantas veces sea necesario hasta que lo sientas profundamente


Muy bien, has hecho un trabajo duro y maravilloso, perdónate y perdona…

Sé muy bien porque lo he vivido en carne propia que el perdón es sencillo hasta que te toca perdonar, allí es donde viene el trabajo profundo por eso quise regalarte este conocimiento para empujarte a la libertad.

No te quedes solo con estas palabras llévalas a la práctica y veras como todo en tu vida empezara a ir mejor luego del perdón.


La capacidad de una persona para perdonar siempre ha sido la más notable de las características humanas.

Leon Uris

Me encantaría saber tu opinión sobre el perdón

¿Cómo te llevas con el hecho de perdonar? o ¿guardas dentro de ti ese resentimiento por alguien que te hirió? cuéntame tu historia  te leo en los comentarios

1 Comment

  • Kari Solano
    Responder

    Gracias! Leerte me llenó de esperanza. Estoy en medio de una ruptura amorosa y no sabía que rumbo tomar. Definitivamente el universo está siempre presente. Gracias gracias gracias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *