Blog Posts

Merecimiento: cultiva este sentimiento y mejora tu vida

¿Qué te impide tener la vida que mereces? Piensa y reflexiona por un momento esta pregunta. Muchas veces deseas algo con todo tu ser, pero a la hora de ver materializado eso que deseas en tu realidad lo que ves y lo que vives es completamente distinto, ¿Por qué pasa esto? la respuesta a esta pregunta está bien resguardada en tu inconsciente, te falta el sentimiento de merecimiento.

Antes de hablarte sobre los trucos para sentirte merecedor y merecedora quiero compartir contigo una parte de mi película favorita comer, rezar y amar, cuando la protagonista de la película Liz cuenta la historia de un chiste italiano muy conocido que dice así:

“Hay un chiste italiano buenísimo acerca de un hombre pobre que va al templo todos los días a rezarle a un santo. Reza a la estatua: Querido Santo por favor, por favor, por favor déjame ganar la lotería. Al final, la estatua desesperada cobra vida, baja la mirada y le dice al hombre: Hijo mío, por favor, por favor, por favor compra un boleto.”

Te estarás preguntando que tiene que ver esta historia con el merecimiento, la verdad es que tiene mucho que ver, porque si constantemente estas pidiendo y accionado para lo que deseas, pero tu forma de pedirlo es superficial muy difícilmente “ganaras la lotería”

el truco para realmente materializar lo que deseas es “comprar un boleto de lotería”, con boleto de lotería me refiero a hacer un cambio interno.

Entonces, hay que bajar a las profundidades de tu mente, específicamente a tu inconsciente y hacer consciente lo inconsciente, esto puede parecerte un trabalenguas, pero tranquilo que en este post te explico todo lo que necesitas para sentirte merecedor.


¿Soy o no soy merecedora? Mi historia

No, no soy merecedora.  Esta fue mi respuesta inconsciente durante mucho tiempo. Yo misma tuve que iniciar una travesía interna que me ha llevado a trabajar arduamente el sentirme merecedora, y es que durante muchos años no me sentía así realmente, por fuera pedía “ganar la lotería” pero por dentro de mí algo no estaba alineado con eso que pedía. En fin, no había comprado mi boleto de lotería.

Lo interesante de esto es que yo no me hacia la pregunta ¿soy merecedora? Porque de haberla hecho, sé que hubiese respondido: ¡sí, claro que soy merecedora! Pero mi respuesta no estaba en sintonía con lo que vivía, así que algo andaba mal. Quizás tú al responder esa pregunta digas: ¡no, no me siento merecedor! En cualquiera de los dos casos es necesario trabajar en conectar con el sentimiento de merecimiento.

Y Siguiendo en la onda de los dichos este es muy cierto “No hay peor ciego que el que no quiere ver “yo no quería ver dentro de mí, porque hacerlo significaba desarmar mi ego, y desarmar mi ego me llevaría a conectar con mi parte vulnerable.

Fue muy difícil enterarme que yo misma era quien me saboteaba constantemente, quien se impidió en más de una ocasión lograr lo que quería, y más aún quien era responsable de todo lo que estaba viviendo.

Si tu sentimiento actual es de vacío, angustia, estancamiento o desorientación es importante profundizar en tu interior, tomar consciencia de lo que está ocurriendo y accionar para cambiar tu vida.

Todo es abundancia

¿Cuánta resistencia pones en recibir? Para entender mejor el merecimiento tengo que hablar del universo, en nuestro universo solo hay abundancia, todo lo que hay dentro incluyéndonos fue creado en absoluta abundancia, no hay mezquindad, escasez, egoísmo ni preferencias.

Dios, la fuerza creadora, la energía cósmica, el universo, padre y madre o como le quieras llamar a la inteligencia superior que creo todo lo que existe  hizo su trabajo creativo desde el amor, y donde hay amor no puede existir el miedo, es decir, donde hay amor no hay carencias, donde hay amor solo hay abundancia.

Si entiendes que tu esencia pura es la abundancia, y que el funcionamiento natural de tu ser es ser abundante, puedes manifestar la energía sagrada del amor expresada en abundancia ¿Por qué? Porque te lo mereces, eres merecedor de grandeza.

Sé que esto que te cuento te puede parecer un poco absurdo, quizás puedas estar pensando esto es puro cuento, pero no me creas, solo mira a tu alrededor, mira la naturaleza, ve la anatomía de tu cuerpo, hay abundancia en todo, solo debes sintonizar con ella y para lograr esa sintonia debes sentirte merecedor de ella.

Si se te hace difícil ver lo que te digo, no te preocupes, es normal, llevas a;os  condicionado, y programado para que no puedas verlo


Conectar con recibir es parte de sentirte merecedor

¿Por qué te cuesta tanto cultivar ese sentimiento de merecimiento? La respuesta es que se te ha olvidado quien eres realmente, al venir a este mundo y al empezar a vivir en él te desconectas de tu esencia, Es como si te vendaras los ojos impidiéndote ver más allá.

A medida que creces  absorbes  creencias, estructuras, paradigmas y patrones que son poco saludables para tu crecimiento y autorrealización, sin darte cuenta quedas atrapado en comportamientos que te llevan a sentirte frustrado, infeliz, y angustiado.

Cuando entiendes esto puedes asumir la responsabilidad de tu vida y  redireccionar tu camino, es decir, encontrar una nueva ruta que te lleve a sintonizar con lo que deseas.

Y para lograr ese cambio hay que ser valientes. El sistema familiar, escolar, y la sociedad te ha enseñado a dar, pero no a recibir, por eso al día de hoy te cuesta sintonizar con el merecimiento.

Se te dificulta materializar abundancia en tu vida porque fuiste entrenado inconscientemente desde el miedo, y cuando creas tu vida sintonizado al miedo lo que haces sin darte cuenta es limitar tu poder de crear abundancia.

Puede ser que en más de una ocasión hayas vivido y experimentado desde el miedo cuando: te dicen palabras bonitas, cuando te suceden cosas buenas, cuando surge una nueva oportunidad de mejora, cuando recibes el apoyo de alguien, incluso cuando te hacen un regalo o ganas algo.

¿Qué pasaría si en vez de conectar con el miedo pasas a conectar desde el amor?

Piensa la respuesta a esta pregunta, yo solo te digo que cuando te resiste consciente o inconscientemente a recibir creas una resistencia que bloquea la energía de la abundancia.


¿Qué hacer para trabajar el merecimiento?

1. Cultiva tu autoestima y amor propio

Creerte menos impide el fluir natural de sentirte merecedor, por eso es necesario trabajar en construir una muy buena y sana relación contigo mismo.

Revisa con atención plena la forma en la que te ves a ti mismo y la valoración que te das, si detectas que no es sana en algunas áreas de tu vida pues allí está la pieza del rompecabezas que puede estar faltando para conectar con el merecimiento.

Presta atención a la forma en la que te hablas,  los pensamientos más recurrentes, las palabras que más dices, las acciones que realizas, todo esto te dará pistas para entender cómo está la relación contigo mismo.


2. Cree y crea:

Ves el mundo desde tus creencias, lo bueno es que las creencias son solo eso creencias, no son la verdad.

Revisa minuciosamente lo que crees de ti, y lo que crees de la vida, si te das cuenta que en su mayoría son creencias limitantes de esas que no te ayudan e impiden tu crecimiento, entonces cámbialas por otras que si te impulsen a ser quien deseas ser y a vivir como mereces vivir.


3. Atrae a ti con sentimiento

 El merecimiento es una frecuencia vibratoria por lo que si no te sientes merecedor desde muy dentro de ti no lograras materializar con éxito lo que deseas, cuando te abres a recibir todo lo bueno, cuando no te resistes, y sobre todo


 Cuando has hecho el trabajo de cambiar las creencias que te limitan por creencias que te empoderen vas a lograr experimentar  el sentimiento real del merecimiento.

Porque por mucho que pienses y digas que eres merecedor y merecedora, si no reprogramas tu mentalidad haciendo ese cambio de creencias, no lograras experimentar el sentimiento, y ese sentimiento es el que se sintoniza con el lenguaje del universo, por eso es importante atraer con la emoción correcta.

Para ayudarte a trabajar más profundamente he creado una guía de trabajo con preguntas poderosas y una meditación para que empieces ya a trabajar el merecimiento.

merecimiento

Descarga tu guía haciendo clic aquí


4. Actúa y confía

No creas que de la noche a la mañana vas a lograr una transformación profunda si has vivido hasta ahora limitando todo lo que realmente eres, cambiar desde dentro es el camino.

y este camino requiere de compromiso  y trabajo, es allí donde debes desarmar tu ego, tus miedos y excusas para actuar diariamente alineado en la construcción de esa persona que deseas ser.

Actúa como esa persona, piensa como esa persona que aunque no lo veas ahorita, créeme que con cada pequeña acción estarás más cerca de conectar con tu verdadera esencia.

Y antes de despedirme no pidas y pidas ganar la lotería, no esperes ese golpe de suerte, ese boleto para ganarla no está afuera, está dentro de ti. Crea tu vida desde el amor y no desde el miedo, crea tu vida desde la abundancia y no desde la escasez.

Merecimeitno

Nada tiene mayor poder de atracción que el sentimiento de merecimiento

Autor Desconocido

Me encantaría poder saber un poco de como has cultivado tu merecimiento o si estas regando la semillita actualmente. Te leo en los comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *