Blog Posts

Aprende a decir NO y marcar límites sin culpa

Hoy mas que nunca hay que aprender a decir no y marcar limites sin sentirnos culpables, has tomado consciencia de cuantas veces dijiste que sí, y luego de haber pronunciado esa sencilla palabra tuviste la sensación de que debiste haber dicho un fuerte y contundente NO, pues a mí me paso muchas veces.

Creo sinceramente que sea en una relación sentimental , laboral, familiar o en el contexto que sea, el resultado que trae como consecuencia no saber decir no, es decir, ceder tu espacio personal,  es que te lleva a perder tu energía vital, haciendo que tu poder interno se debilite, sin darte cuenta comienzas a perder tu poder interior y a dejar escapar tu energía, en situaciones o con personas que no te nutren, ni te dejan crecer.

Por este motivo es tan importante saber decir que NO, y poner límites en tu vida, hoy vengo a mostrarte que decir que NO Y ESTABLECER LIMITES BIEN CLAROS EN TU VIDA, ES POSITIVO PARA TI y para tu bienestar.

¿Te cuesta decir NO, cierto? Si  Muchas veces te encuentras aceptando hacer cosas que realmente hubieras preferido no hacer, o  te aguantas muchas cosas, y te callas tu molestia para evitar algún tipo de conflicto, sin embargo, más tarde explotas y terminas muy molesto,  te cuento que es una obligación que aprendas a decir NO Y ESTABLECER LIMITES EN TU VIDA, pues solo así lograras tener relaciones más sanas y equilibradas, y podrás volver a ser dueño de tu poder interno y de tu energía vital.

La sociedad, y la educación en cierta forma tienen en gran parte de la responsabilidad en el hecho de que te cueste tanto poner límites, y es que desde pequeños se nos educó ¿para qué? Pues para ser “buenos niños” por eso al día de hoy se te hace tan complicado fijar límites claros y fuertes, sobre todo con las personas más cercanas a ti, tu familia, tu pareja, tus compañeros de trabajo o con tus amigos.

Y es que se nos vendió la idea errónea de: “las buenas personas son aquellas que se sacrifican por los demás”  sin embargo, hoy soy yo la que te dice, que mandes a volar esa creencia, que lejos de empoderarte, te resta poder.

Eso de SACRIFICARTE POR LOS DEMÁS, te deja en una posición de víctima, te lleva a no asumir la responsabilidad que tienes contigo mismo, con tu bienestar y tu felicidad, por eso, es importante que tomes consciencia, de que TU Y SOLO TU, es quien cede ese espacio personal y quien negocia de muy mala manera la perdida de tu poder y tu energía.

Cuando cedes espacio, ¿qué pasa contigo? Dejas a un lado tus necesidades, tus aspiraciones, tus deseos, pones en primer lugar a otra persona antes que a ti y minimizando lo que tú realmente quieres.

Ahora bien, ¿Qué hay detrás de todo ese ceder? inconscientemente estas en la búsqueda constante de aprobación, de ser aceptado, se sentirte querido, valorado y amado, por este motivo te ves constantemente atrapado en el círculo vicioso, de decir que SI, Y DE NO PODER ESTABLECER LIMITES, entonces dices que si a todo aquello que te haga “BUENA PERSONA” sin importar el precio de bien costoso de dejarte a ti mismo como plato de segunda mesa.

Esto trae como consecuencia que tarde o temprano empieces a poner sobre tus hombros cargas de mas, que te llevan a generar con esa persona o con esas personas una dependencia emocional, la cual termina siendo bastante toxica para ti y para tu crecimiento como persona.

Por este motivo es necesario poner límites, cuando lo haces, te estas demostrando amor propio, te empiezas a valorar mucho más, y tu autoestima se pone grande y poco a poco más fuerte. Es como si cada vez que pones limites o dices que no, te comes un pote de espinaca, como Popeye, haciendo que te pongas más fuerte, pero no en cuento a músculos, si no en tu poder interno y energía vital.

Poner límites es una demostración de amor hacia la persona más importante de tu vida ¿sabes quién es esa persona? Pues eres tú, si tú, que me estas escuchando y nadie más que tú.

Entonces poner límites te va a ayudar a darte amor y a definir mucho mejor y sanamente tu identidad,  TE PERMITE SABER DONDE EMPIEZA Y TERMINA EL OTRO,  Y DONDE EMPIEZAS Y TERMINAS TU, te da libertad emocional y devuelve la responsabilidad de tu vida y de tus decisiones

Ya eres muy consciente lo importante que es poner límites, así que para empezar a poner límites debes PRIMERO que nada saber cuáles son los tuyos.

PRIMERA RECOMENDACIÓN

Para esto tomate un tiempo en definir que es aceptable para ti y que no lo es, te recomiendo dividir tu vida por áreas: puedes empezar por:

Pareja, trabajo, amigos, familia, y escribir que es aceptable y que no lo es, esto te va a mostrar la luz de hasta dónde estás dispuesto a dar y a recibir,  y aquello que para nada vas a negociar en tus relaciones. Se trata de encontrar aquello que te hace sentir bien y aquello que no te hace sentir bien (frustración, rabia, miedo, insatisfacción, infelicidad, culpa, estrés)

Conocer muy bien cuáles son tus limites es lo que te va a llevar a poder expresarlos libremente y a defenderlos, en caso de ser necesario.

SEGUNDA RECOMENDACIÓN

LO SEGUNDO,  es bueno identificar la raíz del problema, es decir, encontrar el origen del porque eres tan pasivo, esto te lleva a entender el para que te has comportado de esta manera, muchas veces, en esta búsqueda descubres que esto lo aprendiste de tu familia.

Para que entiendas un poco mejor te voy a contar una historia bastante personal de mi niñez, y es que me di cuenta que mi pasividad y el no saber poner límites, viene en mí caso, de que en mi infancia mis padres discutían mucho y muy fuerte delante de mí, mi reacción ante esto, fue hacer de mediadora entre ellos, les decía en medio de su discusión “que ya no pelearan”  “que se callaran, y no gritaran” 

Esto se guardó en mi inconsciente de la siguiente forma “Tus padres discuten por tu culpa, y puede que no te quieran” por este motivo, no me gustaba crear ningún tipo de conflicto o situación que pueda mostrarme de alguna forma como “CONFLICTO” así no lo sea, para evitar no sentirme amada y querida.

Me convertí, en esa persona que protege, y que es mediadora, para evitar el sufrimiento inconsciente de no ser querida, inconscientemente buscaba evadir el dolor del rechazo, y a la vez sentir el placer de sentirme valorada y amada.

¿Interesante todo esto cierto? Ahora bien, ¿que gane al darme cuenta de esto? a no sentirme culpable, pues lo hacía como mecanismo de defensa, luego de DARME CUENTA, no solo entendí el para que lo hacía, si no que pude iniciar el cambio que me llevo a marcar limites sin generar ningún tipo de culpa o incomodidad.

Ahora bien, una vez que ya sabes cuáles son tus límites y que has entendido el porque te ha costado establecerlos hasta ese momento, pues, es hora de expresarlos, así que EL TERCER PUNTO ES 

TERCERA RECOMENDACIÓN

Sé directo a la hora de comunicarlos, di NO A TODAS ESAS COSAS QUE VAN EN CONTRA DE LO QUE REALMENTE DESEAS, puedes decir NO  a personas, situaciones, o cosas que te alejan de lo que tú quieres para ti, para tus necesidades y para tu vida.

Frases como: ¡NO, GRACIAS! ¡NO, NO QUIERO! ¡NO PUEDO! ¡NO ESTOY DE ACUERDO! ¡NO ME CONVIENE! ¡NO ME INTERESA! ¡NO ME DA TIEMPO! Y mi favorita que va muy bien para terminar con relaciones toxicas de todo tipo ¡HASTA AQUÍ!

El comunicarse utilizando estas frases es súper liberador, hazlo y veras como te quitas un enorme peso de encima y ganas mucha más confianza en ti.

Un punto que a la hora de poner límites y decir que NO, veo que me dicen mucho como excusa es que: A QUIEN LE TENGO QUE DECIR NO Y PONER LIMITES  ES UNA PERSONA MUY CERCANA A MI. Establecer límites no significa para nada estar peleado con esa persona, y es que decir NO, no es para nada está peleado con el corazón, el decir que NO, no está relacionado a la falta de amor, de cariño o de interés por esa persona. Cuando eres capaz de poner tus límites y hacerlos respetar, te estas demostrando amor a ti y te empiezas a poner a ti como prioridad, antes que a esa persona.

Significa que te quieres a ti mismo lo suficiente como para defenderte, y hablando de defenderte el cuarto punto tiene que ver con dejar a un lado la CREENCIA DE QUE TENER DIFERENCIAS CON OTRAS PERSONAS ES MALO, para nada, esa es una creencia que te limita, y por eso cuando tienes ciertas diferencias con alguien, no te gusta, te sientes incomodo, y hasta el día de hoy cedías tu espacio, quedando tu opinión, tus deseos y necesidades en segundo plano, solo por el hecho de “NO DISCUTIR” lo ideal es que aprendas a discutir asertivamente.

Las diferencias con los demás, te van a llevar a construir relaciones mucho más enriquecedoras, sinceras y sobre todo sanas, donde a pesar de las diferencias, se pueden encontrar puntos en común, y es que en el roce, con los otros es donde más vas a crecer como persona.

Y hablando de personas…

CUARTA RECOMENDACION

EL CUARTO PUNTO ES QUE SEAS CAPAZ DE CONSTRUIR RELACIONES BASADAS EN LA HONESTIDAD Y LA LIBERTAD, ¿qué quiero decir con esto? Pues que puedas mostrar tu yo más autentico a los demás con total libertad de ser juzgado o cuestionado. Si te ves en la situación en la que constantemente dices que si para ser aprobado, y aceptado, no estas construyendo relaciones sanas, por eso deja a un lado el miedo a la soledad, ya que tarde o temprano vas a ver la balanza de dar y recibir, en total desequilibrio, pues tu das, das y das buscando aceptación, amor y cariño, sin embargo, recibes muy poco, de igual forma vas a sentir que en una relación vas quedándote solo.

Así que recuerda, es mejor estar solo que mal acompañado

AHORA VOY A COMPARTIR CONTIGO UNOS TIPS  FINALES

  • Comienza a poner límites con quienes te sientas mas seguro
  •  Tolera la culpa inicial
  • Aléjate definitivamente de las personas que puedan estar dañándote, bien sea psicológicamente, emocionalmente o en el peor de los casos físicamente.
  • Escribe eso que te hubiera gustado decir, o eso que no dijiste, o escribe lo que vas a decir la próxima vez.

Empieza por creer en ti y en tu capacidad por lograr tus metas. En tu interior habita un guerrero despiertalo.

Leo Pavoni

Aventurero de la vida, cuéntame que te ha parecido este post, dejame saber con un comentario si con estas recomendaciones puedes empezar a decir NO sin sentirte culpable

1 Comment

  • Ramon
    Responder

    Me ha gustado mucho tu escrito, sinceramente. Aunque cueste aplicar estos consejos tan evidentes y bien explicados, estoy en esa misma línea. Te lo dice alguien que tuvo una infancia parecida a la tuya en cuanto a la referencia que haces. Gracias por estos contenidos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *