Blog Posts

4 Grandes pasos para salir de tu zona de comodidad y lograr tu éxito

Antes de comenzar este post te contaré algo que me ocurrió tiempo atrás, sacando cuentas fue hace como 3 años, ¡wao! que rápido pasa el tiempo y más en estos días ¿cierto? lo que te quiero comentar  está relacionado con la zona de comodidad, o la llamada zona de confort, y es que en ese momento de mi vida, me sentía muy cómoda como estaba, con mi trabajo, mi tiempo libre y todo en mi vida.

Un día iba caminando a una clase de flamenco y recuerdo que pensé, que estaría muy bien pasar mi vida así, tal como estaba, teniendo esa pequeña rutina, y luego de pensar eso, sentí algo dentro de mí que dijo: “que aburrido, siempre igual”

Esa voz vino a recordarme que para mí como ser humano y como soy yo, eso de tener una rutina, así como la tenía, sin probar cosas nuevas, sin tener que arriesgarme y claro sin asumir nuevos retos, claramente no iba conmigo, esto marcó un punto importante, donde aprendí  que  saber salir de la zona de comodidad no es para todo el mundo, hay quienes se sienten muy bien estando,  y haciendo siempre lo mismo.

La zona de comodidad es aquella donde te sientes seguro, es el lugar donde todo te parece familiar, abarca aquello que conoces, y que conoces muy bien, es ese ambiente donde te sientes totalmente a gusto, ahora, estar en esa zona de comodidad es un arma de doble filo, la cual puede ser bastante peligrosa, la zona de confort está formada  sencillamente  por unos límites mentales que tú mismo has impuesto, esta puede convertirse en un verdadero obstáculo o también en una herramienta que impulse tu crecimiento.

¿Para qué sirve la zona de comodidad?

La zona de comodidad sirve primeramente para conocer tus límites y tus miedos, así como también, para saber  reconocer que se está estancado, ahora lo que de verdad no puedes es quedarte allí,  una vez que tomes consciencia de que lo que tienes es miedo a superar los límites que tú mismo decidiste creer y que impusiste a tu vida, debes dar el paso para salir.

Entonces la zona de comodidad sirve para retarte a ti mismo y ver qué tan valiente eres y qué tan dispuesto estás a querer cruzarla, es cierto que no todos tienen la fuerza, valentía y decisión de poder hacerlo, sin embargo quienes son arriesgados y cruzan estos límites desencadenan en sus vidas un enorme poder y confianza en ellos mismo, que los hace ir por nuevos retos, desafíos, logrando así un crecimiento constante y una evolución que no se detiene, a estas personas el éxito les llega con mucha más facilidad.

El efecto ganador

Tener éxito depende en gran medida de la capacidad que tengas de salir constantemente de tu zona de comodidad,  si eres capaz de afrontar tus miedos, de asumir riesgos y de superarte constantemente, estarás viviendo lo que se conoce como el efecto ganador, este efecto es aquel que sientes cuando has alcanzado una victoria, triunfo o logrado algo que para ti  en tu vida tiene un gran significado.

Vencer esos desafíos que la vida se encarga de ponernos, o simplemente jugando, no importa cuál sea tu situación o contexto, lo que sí  importa es que una vez ganas, sientes dentro de ti un pequeño o gran poder, que desencadena un empoderamiento.

Científicamente  el efecto ganador te permite sentirte bien, incluso,  lo comparan con una pequeña droga, una dosis  de dopamina y testosterona que te lleva a querer experimentar una y otra vez esa sensación de victoria y triunfo, este efecto ganador resulta tan beneficioso, porque si inicias con una sensación de éxito, tu cerebro genera efectos en tu mente que te condicionan  y preparan para alcanzar nuevas victorias.

En conclusión, el éxito llama al éxito, ahora te pregunto ¿conoces a alguien exitoso, que no haya asumido retos y riesgos en su vida? Independientemente del significado muy personal que tú tengas de éxito, este siempre va de la mano con salir constantemente de la zona de comodidad.

Asumir desafíos, riesgos, y retos, te lleva a iniciar un viaje maravilloso por los límites y fronteras de tu zona de comodidad, piensa en esto como un circulo que crece y se hace mas y mas grande con cada paso o nuevo reto que decides asumir, entonces, si quieres sentir ese efecto ganador y atraer el éxito a tu vida, deberás retarte y salir de tu zona de comodidad, ¿estás listo para hacerlo?…

Zona de confort y el miedo al fracaso

Bien seas un emprendedor, o alguien en busca de querer ser una mejor persona, retarte para conseguir lo que deseas lograr y alcanzar, pasa siempre por una zona oscura y llena de espinas conocida como miedos, es normal como siempre he dicho sentir miedo a lo desconocido, no nos educaron nunca para afrontar la incertidumbre y lo desconocido.

Por este motivo salir de la zona de comodidad puede ser complicado, y  mas, por  estar acompañado de dudas, ansiedad, y malestar, adivina quién se esconde detrás de eso… nada más y nada menos  que el miedo, este está  acechando, esperando que le escuches y decidas quedarte tal como estas…

¿Y si las cosas no salen como quiero?…

¿Y si no me va bien?…

¿Y si no estoy preparado?…

¿Y si fracaso?…

Estas preguntas, así como muchas otras llegan a tu mente para hacerte cuestionar eso  de “salir de la zona de comodidad” serias un fenómeno si no pasaran por tu mente, es completamente normal cuestionar ese paso que te llevará a hacer algo totalmente nuevo, así como también es muy, muy normal fracasar.

Se conoce que el dolor del fracaso es dos veces más intenso que la sensación de felicidad, sin embargo debes saber que cuando se trata de hacer cosas extraordinarias, de romper esquemas y de alcanzar tus sueños, el camino no va a ser rosa todo el tiempo, ese camino tendrá sus días rosas y otros grises.

Depende en gran medida de la actitud y mentalidad que tengas ante esos días grises, oscuros y de tormenta;  para hacerte ver mejor esto te contare una historia muy conocida que vale la pena recordar en este momento:

Andaban de viaje un maestro y su discípulo cuando decidieron pasar la noche en una aldea. Al maestro se le ocurrió dar una lección de vida a su pupilo y para ello le propuso localizar a la familia más pobre del poblado. Cuando la encontraron, se les encogió el corazón: hallaron una casa hecha pedazos y una familia hambrienta y vestida de jirones. Su fuente de subsistencia era una vaca esquelética que les proveía de leche, su único nutriente. Y así esta familia dejaba pasar y morir sus días…

El maestro y su pupilo pasaron la noche con esta familia, escuchando sus lamentos. Al día siguiente, cuando se disponían a abandonar la aldea, el maestro decidió que había llegado el momento propicio para su enseñanza. Se dirigió hacia la casa y sin mediar palabra, degolló a la vaca, ante la mirada de asombro de su alumno. El maestro prosiguió su camino mientras el discípulo le increpaba entre lágrimas: “¿Cómo has podido ser tan cruel? Esa vaca era el único bien material de que disponía esa familia. Los has arrastrado a una muerte segura…”

Pasaron varios años hasta que maestro y pupilo volvieron a esa aldea. La casa en ruinas había dado paso a una mansión con grandes cultivos alrededor. El discípulo pensó con dolor que seguramente aquella familia se habría marchado, sólo con una mochila de hambre y desesperación a cuestas, y en su lugar se había instalado otra más adinerada. Pero al llamar a la puerta le sorprendió reconocer los mismos rostros que hace un tiempo se escondían entre harapos.

Reunidos en un entorno de abundancia y felicidad, el padre de familia les explicó su historia: “Hace unos años, algún desaprensivo nos mató la única fuente de sustento que teníamos, una vaca. Desesperados, empezamos a buscar nuevas fórmulas para sobrevivir. Vimos la oportunidad de crear un pequeño huerto en la zona donde dormía la vaca. Probamos varios cultivos y seleccionamos los más productivos. Como teníamos suficiente para comer, empezamos a vender el excedente: ¡y ahora tenemos un negocio y un proyecto de vida! La muerte de la vaca pudo arrojarnos al vacío pero nos empujó a pensar y progresar y gracias a eso hoy nos sentimos orgullosos de nuestro presente y encaramos entusiasmados nuestro futuro”.

¿Que nos deja de enseñanza esta historia? Tú puedes sacar tu propia enseñanza, yo te diré lo que me enseñó a mí… en la vida innumerables veces nos aferramos a esa zona de comodidad y no la dejamos por miedo  a perder  lo que no conocemos, nos gusta estar en ese terreno conocido, ¿Por qué? Pues sencillamente porque nos gusta la comodidad que nos ofrece estar allí, nos va bien, o simplemente no conocemos otra cosa.

Lo que si te digo, es que nunca esperes grandes cosas en tu vida, crecimiento, evolución y éxito personal y profesional, si no eres capaz de salir de esa zona de comodidad, salir de allí te exige y te reta a buscar otras oportunidades, a cambiar de perspectiva, ir por mas, tal como ocurrió con esa familia, no sabes nunca que eres capaz de dar si no te retas.

Por este motivo, no dejes de retarte constantemente, no dejes de intentarlo por miedo a fracasar, no entierres tus sueños, deseos y éxito por miedo a salir de esa zona.

¿Cuál es tu enfoque?

Debemos aprender a convivir con más naturalidad con el fracaso, si logras entenderlo como parte de la vida y como un aprendizaje, veras que el fracaso es clave y pieza importante en el rompecabezas del éxito.

Biógrafos de Thomas Alva Edison concuerdan que un intrépido  periodista le preguntó cuántos intentos realizó antes de inventar la bombilla incandescente, a lo que el descubridor confiado respondió: “como seis mil” y el reportero le replicó: ¿seis mil fracasos?, pero Edison aseguro: “ahora conozco seis mil formas de cómo no hacer una bombilla”

Ciertamente para Edison esos intentos no fueron fracasos, esos intentos fueron las piezas claves del rompecabezas que lo llevó por el camino correcto hasta dar con la bombilla que marcó en su momento un gran avance para la humanidad, pues marcó el inicio de una segunda revolución industrial.

En la historia de Thomas con el periodista ¿Te diste cuenta de las dos formas en las que se interpretó un mismo hecho?, esto en gran medida depende del enfoque, y este a su vez está relacionado con la creencia que tengas sobre el talento; existen dos tipos de enfoque o dos tipos de mentalidades:

Las fijas o estáticas: son aquellas quienes creen que las habilidades y el talento son innatos, es decir, creen que en esta vida hay personas que nacen con ciertos talento y hay unos menos afortunado que sencillamente ese don les fue negado.

A este tipo de personas les cuesta asumir desafíos, por lo que tienden a evitarlo lo más que puedan, se rinden con facilidad ante los obstáculos, por lo que su actitud es de victimas, son poco resilientes, y por último no se esfuerzan por considerar que no vale la pena.

En cambio las mentalidades de crecimiento: son aquellas que ciertamente toman en cuenta al talento, pero tambien saben que este se puede desarrollar e incrementar gracias al esfuerzo y dedicación, este tipo de personas asumen desafíos, se retan constantemente, persisten ante los obstáculos, y se apoderan de los retos porque saben que el esfuerzo les dejará un aprendizaje.

Es evidente que Thomas Edison se encontraba en el grupo de las mentalidades de crecimiento, las personas con un enfoque fijo le temen muchísimo al fracaso, por considerar que el éxito solo se basa en tener talento, es decir, si ellos fracasan automáticamente piensan que no tienen el talento necesario y se sienten humillados y poco valiosos.

Las personas con mentalidad de crecimiento lo ven de otra manera, su fracaso no es igual a ser poco valiosos, ellos ven al fracaso como una oportunidad para mejorar, es la prueba de que se están esforzando por hacer mas grandes sus límites actuales.

En pocas palabras si no fracasas, no mejoras, pon tu atención en el esfuerzo y no en el resultado, el tener una mentalidad de crecimiento te conduce a ser una mejor persona, mucho más fuerte, confiada y empoderada, esto resulta muy beneficioso para tu vida, entonces ¿cómo puedes potenciarlo? La respuesta es asumiendo retos que te lleven a salir de tu zona de comodidad.

Como salir de la zona de comodidad

Cada uno de nosotros tenemos una zona de confort donde hacemos todo relativamente bien, dentro de esa zona no fracasamos, es necesario reconocer que no podemos vivir refugiados en esta zona, ya sabes que para crecer y lograr el éxito es necesario asumir retos, estos son los que te llevaran a salir de ese refugio; quedarse atrapado y aferrado en lo seguro solo te limitara como ser humano, alejándote de tu felicidad y de tus sueños.

Porque no quiero verte como un pajarito enjaulado en esa zona de comodidad, perdiéndote de todo lo maravilloso que hay fuera, te mostrare estos pasos para que inicies cuanto antes tu escape.

¡Vamos entonces a planificar tu salida a la libertad!

Paso # 1. Haz un esfuerzo consciente para tomar riesgos

Es momento de hacer conciencia, de pensar en la necesidad de probar cosas nuevas, experimentar algo desconocido, esto  te llenará de adrenalina, haciéndote más creativo, y más fuerte. De ahora en adelante reconoce que harás un cambio por tomar riesgos mucho más seguido.

Paso # 2. Haz una lista de tus límites

Si, una lista escrita donde plasmes tus límites, esto te ayudará a ver con mucha más claridad esa cosas que te mantienen dentro de la zona de comodidad, si quieres puedes empezar por una pequeña lista de 10 límites que consideres te estén impidiendo iniciar tus andanzas por el camino del éxito.

Un ejemplo puede ser: hablo siempre con las mismas personas, nunca digo lo que realmente pienso, tengo miedo a volar, soy muy serio, tengo un trabajo que no me gusta, o cualquiera que sea tus límites.

Una vez que tengas tu lista, repásala y toma conciencia de cómo afecta tu vida tener esos límites, pregúntate:

¿Realmente no tengo otra opción más que vivir  con este límite en mi vida o  hay otras posibilidades?

¿Cómo sería mi vida si no tuviese este límite?

Puedes ayudarte con la visualización, en la segunda pregunta visualízate siendo esa persona que no posee ese límite imagínate viviendo sin él, y haz la visualización como si fuese una película.

Paso # 3. Escoge 2 o 3

Llegó el momento de seleccionar 2 o 3 de esos límites y hacer algo al respecto, se trata de retarte, de hacer algo distinto a tu límite, por ejemplo si tu límites es que siempre hablas con las mismas personas, entonces lo que harás de ahora en adelante, será empezar a hablar con nuevas personas.

Recuerda el éxito de esto está en adquirir un compromiso contigo, para salir de tu zona de comodidad, arriésgate, solo así saldrás del lugar donde te encuentras.

Paso # 4. Organizar acciones

Plantea acciones concretas para conseguir salir de los límites que has seleccionado en tu lista, centra tu energía en estrategias, acciones y retos concretos te permitirá no diluir tu energía, y avanzar paso a pasito, a tu propio ritmo.

Puedes ayudarte colocando esos límites y las acciones que harás para superarlos en un lugar visible, a modo de recordatorio, ten siempre presente también que salir de la zona de comodidad requiere por soltar aquello que conoces y controlas, entiende que tener el control siempre suele ser agotador, así que deja que todo fluya y acepta sin juzgar lo que viene.

Ya para finalizar este post,  te daré una lista de motivos para que de una vez por todas seas más decidido y arriesgado

  •  Ganarás más confianza en ti mismo, en tus capacidades y fortalezas
  •  Serás mucho más fuerte, pues estarás empoderado de tus potencialidades
  • Vivirás nuevas experiencias
  • Podrás conocer nuevas personas
  •  Aumentará tu nivel de creatividad
  •  Vivirás más feliz
  • Estarás mas cerca de la autorrealización y de tus sueños

Y si quieres puedes empezar por:

  • Hacer algo que te de miedo
  • Aprender algo nuevo
  • Probar nuevas comidas
  • Viajar a un nuevo lugar
  • Hablar con nuevas personas
  • Improvisar algo en tu día
  • Probar un nuevo camino
  • Romper alguna regla
  • Ofrecer tu ayuda

En fin tú eres un ser único e imperfectamente maravilloso, es momento de salir de lo conocido y probar lo que se siente vivir con esas pequeñas dosis de adrenalina, dopamina y endorfinas.

El éxito no es magia, el éxito es cuestión de asumir retos constantemente, por aqui voy a compartir contigo el RETO CARPE DIEM, es un reto exclusivo para salir de la zona de comodidad

salir de tu zona de confort te llevara a vivir una vida más emocionante, plena y feliz, rica en experiencias, conocimientos, e innumerables aprendizajes, aprovecha de marcar una diferencia en tu vida.

El barco está más seguro cuando está en el puerto; pero no es para eso que se construyeron los barcos

Paulo Coelho

Aventurero de la vida me gustaría que me contaras sobre los límites que debes de cruzar actualmente para salir de tu zona de comodidad, y qué has hecho anteriormente para salir de tu zona de comodidad, hazlo dejando un comentario.

1 Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *