Blog Posts

Cómo hacer realidad tus más grandes sueños

Para hacer realidad tus mas grandes sueños, lo primero que debes tener es la capacidad de imaginar, crear y construir en la mente todo aquello que sueñas; si has visto a los niños jugar sabes que ellos tienen una poderosísima capacidad de  imaginar todo un mundo lleno de fantasías.

Cuando eras niño soñabas, de seguro tenías tus momentos llenos de fantasía, donde la creatividad y la  imaginación hacían de las suyas, soñabas con alcanzar todo lo que querías, tenías súper poderes, viajabas a lugares increíbles y lejanos, y claro, soñaste con llegar a cumplir tus más profundos deseos e ideales, por muy locos que parecieran.

¿Qué paso con esos sueños que tuviste cuando eras más joven? ¿Están pausados o los enterraste en algún lugar muy escondido dentro de tu ser? Pasa que cuando se crece, la mayoría de las personas deja a un lado sus sueños, esto ocurre muchas veces porque se ven atrapados en un espiral de conformismo y comodidad.

Caes en la trampa de la rueda de hámster, te maravillas por el momento inicial, la emoción que en un principio se produce y luego de tanto andar te acostumbras y no puedes salir, ya vas muy rápido;  este juego es tan engañoso y peligroso, pues te atrapa en el conformismo, la rutina, lo ordinario, lo “normal” y sobre todo en la mediocridad.

Lamentablemente esa historia se repite con mucha más frecuencia de la que me gustaría, solo unos pocos son capaces de no montarse en la rueda, o de bajarse a tiempo, antes de que  los enganche sin retorno.

Esa rueda está llena de factores externos, (sociedad, cultura, creencias, tabúes, familia, amigos) que continuamente te bombardea para que sigas dentro de los límites, si no te mantienes atento y no sabes reconocer ese llamado interior que está conectado con tu verdadera esencia, puede que el ruido externo te lleve a montarte en la rueda sin que seas consciente de ello.

Lo que si te digo es que nunca es tarde para tomar consciencia, dejar a un lado la vida de hámster, la rueda, y el ruido externo, para trazar un nuevo camino, uno que te conduzca a tus sueños; todos tenemos sin importar la edad que tengas ese espíritu soñador, y creativo, ese que te lleva a conectarte con lo más profundo de tu ser para sentirte feliz y libre.

Historias de sueños

Hace una semana atrás estaba en la última clase de una materia electiva en el Liceo donde trabajo, la materia lleva por nombre Herramientas para transformar tu vida y emprender, uno de los objetivos principales es enseñar a los jóvenes aventureros a soñar, y soñar en grande, y no solo eso, sino brindarles las herramientas necesarias para poder lograr hacerlos realidad, los sueños son variados y únicos en cada persona, algunos quieren ser fotógrafos, músicos, hombres o mujeres de negocio, escritores, directores de una organización benéfica, emprendedores, viajeros, la lista es tan variada y larga como personas hay en el mundo.

Y es que para mí es tan importante soñar, porque soñar te abre la posibilidad de crear nuevos escenarios utilizando tu mente, esos escenarios que luego se convertirán en realidades, por eso es importante soñar y darte el permiso de ir tras ese sueño.

El lunes me quede despierta hasta tarde porque encontré una película que me habían recomendado hace algunos años atrás una amiga en televisión, la película  se llama Joy: el nombre del éxito, o  esa es la traducción en español, entre que me la habían recomendado y que actúa  Edgar Ramírez, un muy famoso actor Venezolano, decidí verla a pesar de la hora que era.

Al terminar me quedo grabado en la mente la última escena en la que la protagonista camina por una calle de Dallas Texas, súper empoderada, confiada y muy feliz, por haber logrado pese a todas las dificultades (fueron muchísimas, bancarrota, deudas, dos hipotecas, humillaciones, estafa y hasta la cárcel) salir adelante, la protagonista de niña soñaba en grande, sabía que inventaría cosas que serían utilizadas en los hogares para facilitar la vida de las personas, y así fue, esta es una película basada en una historia real, la cual te recomiendo que veas.

Así como esta historia hay muchas, unas más conocidas y emblemáticas que otras, y todas con un factor en común: primero soñaron y luego trabajaron con acción y determinación en hacer esos sueños realidad. Tú eres el único capaz de hacer un cambio en tu vida, y para lograrlo debes contar con ciertas herramientas que te llevarán a tu visión de éxito.

¿Qué es un sueño?

Un sueño, es aquel que te quita, literalmente el sueño, es una motivación  interna y profunda de tu ser que te lleva día tras día a moverte constantemente con pequeñas o grandes acciones para conseguir paso a paso estar más cerca la realidad y más alejado de eso que en algún momento consideraste un sueño.

No hay edad para dejar de soñar, como sabes todos soñamos, la cuestión está en que tan posible crees que pueda ser realidad tu sueño, debes saber que un sueño no es una ilusión, ni una utopía, es posible mientras seas especifico, te comprometas, acciones y persistas las veces que sean necesarias para conseguirlo.

Entonces un sueño es una posibilidad muy certera en tu vida de hacer realidad eso que hoy día está en tu mente, y digo certera porque siempre y cuando trabajes constantemente con amor, pasión, compromiso, planees tus acciones, actúes y seas persistente ante las circunstancias adversas, estoy segura que serás capaz de lograr todo cuanto te propongas alcanzar.

Sin sueños, no existe la capacidad de querer evolucionar, de ser creativos, de lograr metas, de triunfar, quien deja de soñar simplemente deja que su alma muera, su espíritu envejezca y termina por morir en vida, que triste seria para alguien perder la capacidad de soñar, pues si la perdió, ya perdió su vida.

Soñar despiertos

Que sabroso es dormir ¿cierto? Ahora imagina que puedas soñar despierto, soñar despierto, es la capacidad que tienes de visualizar eso que tanto deseas, tu Gran Sueño.

Como la persona adulta que eres tienes todo, todo dentro de ti para encaminarte en la travesía de conseguir hacer realidad tus sueños.

No puedes ya siendo consciente de tu sueño, no hacer nada para alcanzarlo, el responsable de tu vida eres tú, por este motivo, si no eres tu quien se mueve para alcanzarlo, pues sencillo, no te va a llover del cielo tu sueño, pasarás toda tu vida soñando despierto, anhelando eso que siempre deseaste o peor aun viviendo desde fuera el sueño que un valiente, atrevido y arriesgado de atrevió a encontrar.

¿Vas a seguir soñando despierto, o vas a accionar para convertirlo en realidad?

Si te decidiste por la primera opción, no hay mucho que pueda hacer por ti, ya estás muy metido en la rueda del hámster, estas cómodo, no quieres arriesgarte a trazar tu propio camino, y si te identificaste con la segunda opción eres un verdadero valiente y aventurero de la vida, sigue leyendo que los consejos que te daré serán de gran ayuda en tu camino.

Cómo hacer tus sueños realidad

Visión de soñador

Lo primero que debes hacer es obviamente soñar despierto y hacerlo en grande, sin límites, no te cohibas ni cortes tus alas antes de empezar, deja a un lado el miedo al qué dirán, a salir de los límites establecidos por la sociedad, eso de graduarse, tener un buen trabajo, una casa bonita y una familia, es cliché, arriésgate y ve por más, no subestimes tu propio poder.

Espíritu emprendedor

El tener un espíritu emprendedor quiere decir que sabes y estás muy consciente que todo gran sueño requiere de trabajo y algunos sacrificios, es necesario que trabajes con pasión y mucho compromiso, como un guerrero en lograr ese sueño.

Todos los grandes sueños que hoy día son realidad, no surgieron de la noche a la mañana, todo eso que ves hoy materializado y que consideras un ejemplo, requirió de esfuerzo, voluntad y grandes dosis de persistencia, saber enfrentar situaciones difíciles, crisis, y obstáculos es lo que un buen espíritu emprendedor sabe hacer.

Se trata de seguir, de ser resilientes y de no conformarse, el 80% de las personas no logran sus alcanzar sus sueños porque desisten a la primera dificultad, al primer rechazo, el otro  18% lo intenta una segunda vez, sin embargo, desisten al encontrar un  nuevo obstáculo en el camino, solo el 2% sigue intentando, solo 2% tiene el espíritu emprendedor que se necesita para hacer realidad los sueños. ¿Tú en qué porcentaje  quieres estar?

Confianza en la certeza del sueño

Algunos nunca intenta ir tras sus sueños por considerarlos imposibles, ahora te pregunto, ¿alguien ya logro eso que tu deseas y sueñas?, si tu respuesta es afirmativa significa que tú también puedes lograrlo, lo que es posible para alguien más, es posible para ti también.

Ve tras ese sueño siempre confiando en que será realidad, ya sabes que todo primero se construye en la mente, así que si está en tu mente también puede estar en tu realidad.

Ajústate a tus sueños

Piensa primero en quien te debes convertir para alcanzar tus sueños, yo digo que todo gran sueño requiere de sacrificios, y es que no puedes tenerlo todo, los que tienes hoy día en tu vida es el resultado de tus acciones, de aquello que haces diariamente, ahora una vez que ya sabes cuál es tu sueño, es momento de trabajar en ti como persona.

Piensa: ¿Qué tipo de persona es la que puede lograr conseguir hacer ese sueño realidad y quien sobre todo lo puede mantener en el tiempo? Cuando ya lo hayas pensado anota todas esas características y empieza desde ya a convertirte en esa persona.

Mantente atento en el camino y aprende a reconocer esas situaciones, personas, circunstancias, y hábitos, que te alejan de tus sueños, no dudes ni por un segundo en tomar distancia de personas que te roban tiempo y energía, a sustituir hábitos por unos que sumen a tu vida, a negarte a esas actividades que consumen tu tiempo y no te dejan nada productivo.

Haz tu propio entorno triunfador, demuéstrale al mundo que tu si puedes, pero sobre todo demuestrate a ti mismo que eres capaz de hacer realidad tus sueños.

Sé un guerrero

La mentalidad del guerrero es aquella que se mueve por compromiso, muchas personas nunca logran alcanzar sus sueños, simplemente porque no lo desean con todas sus fuerzas, cuando alguien tiene un sueño y este es tan fuerte como una llama interna, no hay quien los detenga.

Ser un guerrero implica seguir adelante en los días grises y de tormentas, en los caminos duros y en las montañas más fuertes y empinadas, el guerrero está comprometido con su sueño, sabe que habrán buenos y malos momentos, que habrán situaciones incómodas y que debe vencer miedos y límites constantemente para poder llegar.

El camino a andar

Se trata de establecer:

¿Qué?: define muy claramente que es quieres, cuál es ese gran sueño.

¿Cómo?: cuáles serán los pasos, es decir, tus acciones para lograrlos.

¿Cuándo?: establece un plazo de cuando quieres ver alcanzado tu gran sueño

¿Dónde?: dónde te ves realizando ese sueño, donde lo quieres específicamente.

¿Para qué? Que es lo que te mueve para querer alcanzarlo y hacerlo realidad.

Esto será una guía o una brújula en tu camino.

Importante tener en cuenta

  • El poder de la visualización, creo  que la visualización  es una herramienta muy poderosa que te ayuda a hacer realidad mucho más rápido eso que tienes en mente, mi recomendación es que dediques por lo menos unas dos o tres veces por semana unos 5 o 10 minutos a visualizarte en ese gran sueño.

Haz el ejercicio y proyéctalo como si fuese una película, el hacerlo de esta forma hace que vivas cada momento, conectándote con las emociones que te produce y aumentando tus vibraciones positivas, haciendo que el universo las reciba, esto es de gran ayuda para ti y tu sueño.

Ya para terminar aventurero de la vida recuerda que tus sueños son solo tuyos, estos nacen de lo más profundo de tu ser, y deben estar alineados con tus principios y valores, sueña en grande, no te subestimes y confía en ti.

Lo que piensas, lo serás. Lo que sientas, lo atraerás. Lo que imagines lo crearas.

Buda

Muy bien aventurero de la vida Aventurero, cuéntame cual es tu gran sueño, cuales son los pasos que has hecho para lograrlo, y cuáles son tus principales obstáculos y miedos. Comparte CON UN COMENTARIO, tu historia que estaré muy feliz de poder leerlo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *