Blog Posts

7 Decisiones de vida de las que seguro te arrepentirás tarde o temprano

Este post empieza con esta pregunta: ¿Estás haciendo en este momento exactamente lo que más deseas en el mundo? Una pregunta que puede causar dolor si hoy día no lo estás haciendo, o si no estás encaminado en hacer eso que deseas, esta pregunta esta relacionada con las decisiones de vida.

Las decisiones que has tomado en tu vida te han traído hasta este presente que hoy día vives, de seguro muchas de esas decisiones que tomaste en tu pasado hoy día las cuestionas y puede que te arrepientas de haberlas tomado, para que esto no sea algo que se repita una y otra vez en tu vida te mostrare algunas de esas decisiones de vida que hoy estas a tiempo de tomar y cambiar.

Esta pregunta  que te hice arriba la leí en el libro el puente hacia el infinito de Richard Bach, al leerla no sentí ansiedad, ni dolor, ni frustración o me sentí perdida, no, al leerla entendí perfectamente que si bien hoy día no estoy haciendo lo que más deseo en el mundo, voy por buen camino.

Todavía me falta mucho para llegar a lo que más deseo en el mundo, y sin embargo, hoy puedo decir que disfruto cada paso de este camino,  cada y momento de esta travesía.

Ahora bien, no fue siempre así, pues durante algún tiempo estuve un poco perdida y desorientada, recuerdo un día en el que escribiendo una carta para una persona a quien quiero mucho dije: no quiero decir y si hubiera…

Y pensando bien,  detrás de ese hubiera lo que más me preocupaba era que se escondiera el arrepentimiento, sí, arrepentirme luego de muchas decisiones que tenía que tomar en ese momento de mi vida.

Cuando hablo de decisiones me refiero a esas que tomas o dejas de tomar, porque continuar con todo igual es también una decisión de vida, por mi propia experiencia te puede decir que ese hubiera duele, y pronunciar esas dos palabra causa una sensación terriblemente incomoda en lo más profundo de nuestro ser.

El dolor es necesario y es parte de nuestra vida, este se produce cuando lo que vivimos no cumple nuestras expectativas, ahora lo que sí debes tener muy claro es la responsabilidad que tienes tú contigo mismo y con tu vida;

Ese hubiera llega cuando abandonaste en su momento una elección y decides aceptar el resultado que tenías en ese entonces, es decir, seguiste tal como estabas, con el tiempo empiezas a pensar y a cuestionar, llega a tu mente el tan temido: y si hubiera…

  • Si hubiera elegido la carrera que me gustaba…
  • Si hubieras seguido mi corazón y mi instinto…
  • Si  me hubiera elegido a mí primero…
  • Si hubiera decidido no conformarme…
  • Si hubiera intentado un poco más…

Qué difícil es enfrentarse a estas dos palabras, ciertamente ya lo que paso no puedes cambiarlo, ahora, lo que decidas hacer a partir de este momento puede ser el inicio de una nueva historia y de borrar del guión de tu futura vida, esos dolorosos hubiera, este presente que estás viviendo es una nueva oportunidad para cambiar tu futuro, y eres tú quien decide si quieres encontrar de nuevo esas dos palabras o si más bien te empoderas  das un salto y te atreves a  vivir una vida sin arrepentimientos.

Piensa por un momento  ¿Cuántas veces te has quedado con ganas de hacer o decir algo y luego te has arrepentido por no haberlo intentado? Tomate tu tiempo para pensar.

Si tienes muchos de estos momentos en tu vida y al día de hoy al recordarlos algo dentro de ti se mueve y resuena contigo, podrías revisar con mayor profundidad que puedes hacer hoy para cambiar esa situación, porque definitivamente vivir en la cárcel del hubiera, encadenado por el miedo, la inconsciencia y el conformismo te lleva solo a actuar alejado de quien eres realmente, trayendo a tu vida  arrepentimiento.

El costo de las decisiones

El costo de decidir vivir bajo ese efecto que busca mantenerte en tu  zona de comodidad, que no descubras el potencial en ti, que te quedes viviendo la vida que supuestamente debes vivir, en unos términos y condiciones impuestos bien sea por la sociedad, tu familia, la cultura o porque simplemente tú de forma inconsciente has permitido que  lleguen a tu vida y se instauren en tu sistema de creencias, es bastante alto.

El costo es que terminas alejado por completo de tu verdadera esencia, desconectado de tu verdadero yo, pierdes la alineación de tu vida, pues no eres congruente, piensas, sientes, dices, y actúas de formas muy distintas, esto hace que pierdas tu norte, que te desorientes con frecuencia y que siempre tengas una sensación de vacío en tu ser.

Para evitar estos dolorosos momentos de arrepentimiento en los que los hubiera se vuelven protagonistas de tu vida, voy a compartir contigo estas 7 decisiones de las que tarde o  temprano te puedes arrepentir.


1.    No dedicar tiempo para conocerte

El no saber quién eres es el causante número 1 de esas decisiones que causan arrepentimiento, si eres de los que está en un proceso de autoconocimiento, de seguro sabes que es toda una aventura para valientes ¿para valientes? Pues claro, y es que conocerse a sí mismo es algo que involucra salir de tu zona de comodidad, por reflexionar y cuestionar aquello que creías como verdad, y por ponerte al límite de aquello que crees que no es posible en ti.

Resulta bastante obvio que si no dedicas tiempo a descubrirte, teniendo en cuenta tus luces, sombras, talentos, pasiones, emociones, valores y sueños, lo más probable es que termines dejándote llevar e influenciar por terceros.

Esto es bastante peligroso para ti, ya que el no hacerlo te resta poder interno, ocasionando que vivas desequilibrado entre tú verdadero yo y lo que decidiste “ser”, por eso es sumamente importante que aprendas a escuchar a tu voz interna, esta es tu brújula y es la mejor guía que puede existir; ahora te pregunto:

¿Estás seguro que has sido tú el que ha decidido qué hacer con tu vida?

Reflexiona antes de responder, no te engañes a ti mismo, si lo haces estarías engañando al ser más importante de tu vida, ese ser, eres tú.


2.    Dejar de Ser tú mismo para complacer a otros

Cuántas expectativas según la sociedad debes cumplir, si empiezo ahora mismo a enumerarlas probablemente la lista sería interminable, vives bajo una sociedad la cual muchas veces hace que te desconectes de ti, y  olvides tu esencia.

Levanta la mano si alguna vez has hecho algo por complacer algunas expectativas de otros, y no lo haces por no enfrentarte al  famoso “qué dirán” hasta yo estoy desde aquí estoy levantando la mano, y es que todos en mayor o menor medida nos hemos dejado llevar por esto.

Enciende una alarma en tu vida si de forma constante buscas la aprobación de los demás, o si sientes la necesidad complacer a los otros en busca de reconocimiento, esto es esclavizante. Puede que muchas veces no seas consciente de esta situación y es que esta forma de vivir así está ligada mucho con tus creencias y con tus paradigmas.

Tú sabes en tu interior quién eres y lo que quieres, así que empieza por apagar el ruido externo en tu cabeza, para luego reconocerte contigo mismo y actuar de ahora en adelante conectado con es verdadero yo,  y no, con una máscara, cuyo peso muchas veces suele ser tu felicidad.

Mi pregunta es ¿Has hecho algo solo por demostrar a la sociedad algo y para que crean que eres capaz? Reflexiona

Tú eres un ser maravillosamente imperfecto, así que deja de buscar la perfección para impresionar a otros, deja de querer cumplir expectativas que no son tuyas, y no quieras lograr encajar constantemente con la mayoría.


3.    Dejar tus sueños a un lado

Quienes nunca se plantearon alguno y quienes nunca se atrevieron a ir por ellos, tarde o temprano piensan… y si hubiera… los sueños no tienen fecha de vencimiento por este motivo quienes se encuentran en su lecho de muerte o están en edades bastante avanzadas piensan en eso que tanto deseaban y lo recuerdan con cierta tristeza y dolor.

Todos tenemos sueños, la diferencia de quienes lo logran y quienes no, es que la mayoría no cree que sea posible lograrlo, y al creer esto no intentan absolutamente nada; quienes consideran que sus sueños pueden ser reales saben que pasos dar y van tras ellos.

Si partes por el autoconocimiento  y luego tomas consciencia de la máscara que has llevado hasta este momento y decides soltarla, dejando a un lado los miedos e inseguridades que la sociedad te ha hecho creer, ganas un enorme poder, un poder interno que te lleva a romper los esquemas bajo los cuales has vivido y que te impulsa a trazar tu propio camino.

Cuando te conoces de verdad, empiezas a actuar de  forma congruente,  y este instante se convierte en el mejor momento para ir tras tus sueños…

Te pregunto: ¿eres tú quien ha decidido tener la vida que tienes ahora o ha sido alguien más?


4.    Dejar de crecer como persona y de aprender

Vinimos a este mundo para aprender, explorar,y experimentar, esto es lo que nos lleva a crecer y desarrollarnos como personas, es importante centrarte en ser la nueva y mejorada versión de ti mismo y no en compararte con alguien más.

Nunca es tarde para aprender algo nuevo sobre ti y sobre otras cosas que te interesen, el ser humano es curioso, no mates esa curiosidad cayendo en la monotonía y la rutina, ya que esto mata  la capacidad de sorprenderte con todo lo que hay allá afuera.

No te cierres a la posibilidad de crecer como persona, pues si algo me ha enseñado esta travesía del crecimiento personal es que siempre hay nuevos aspectos y cosas sobre mí que no sabía; como ser humano tienes una capacidad para razonar, cuestionar, analizar e investigar que te permite ir un paso más adelante que el resto de los animales.

Utiliza esto para hacerte preguntas, para cuestionar lo que crees saber y expandir tus límites, logrando con esto, reinventarte constantemente en todas las áreas de tu vida.


5.    No arriesgar y  conformarte

Esta decisión es clave para lograr eliminar los futuros hubiera, en la vida es necesario correr algunos riesgos, y dejar el conformismo a un lado, cuantos sueños terminan enterrados en lo profundo de tu corazón o engavetados en tu mente porque simplemente tuviste miedo de arriesgar y preferiste conformarte.

Deja el  miedo y muéstrale al mundo tus potencialidades, tus ideas, y tus proyectos, debes ser lo suficientemente valiente para atreverte a marcar una diferencia, hoy día conozco muchísimas personas que no se atrevieron  nunca a nada, viven en un estado de conformismo total, y lo peor es que no saben que esto les ha causado la  muerte en vida.

No hay nada más satisfactorio que tener un propósito que te lleve a un cumplir un gran sueño, ¿Por qué conformarse con una vida mediocre? ¿Por qué creer que no eres capaz de lograr lo que te propongas? Tu eres tu principal aliado y enemigo al mismo tiempo, solo debes elegir cual de esos dos será tu compañero de viaje.

De seguro has escuchado el dicho más vale pájaro en mano que cien volando, analizando un poco veamos qué se esconde detrás de este dicho popular: Nada más y nada menos que: confórmate con la vida que te toco, y con las circunstancias, no hay mucho que tú puedas hacer.

El solo hecho de leerlo hace que algo dentro de mí lo rechace,  esto es porque esa creencia ya no está en sintonía con quien soy hoy y con lo que quiero, así que si crees este dicho, es momento de hacer un cambio, no te conformes con poco, si no te sientes satisfecho con algún aspecto de tu vida, no aceptes menos de lo que mereces y de lo que eres capaz de lograr.


6.   No dejar fluir

Que manía de querer tener todo bajo control, yo no soy la persona más ordenada, planificada y organizada del mundo, pero cuando trabajo en algo que me gusta y apasiona, quiero  que todo esté muy bien, hoy día soy consciente de que no puedo controlar todo y de que las cosas no necesariamente salen como las planifico.

Tomar la decisión de dejar fluir, de aceptar y soltar es liberador, cuando se entiende que en la vida los cambios son constantes y  de nada sirve querer aferrarse a las cosas, personas o momentos, te desprendes de una pesada carga, una carga que está llena de estrés, preocupaciones innecesarias, y frustraciones.

En la vida todo pasa por alguna causa, así que si hoy día no entiendes el por qué de lo que te sucede, cambia en enfoque y encuentra el para qué de esa situación, empieza a ver más allá, de lo que tienes a simple vista.

Puedes relajarte, y dejar fluir, la vida se encargará de que todo tome forma, disfruta del camino y del proceso mientras vas andando  a tu destino.


7.    No cambiar lo que sabes que debes cambiar

Que importante es tener consciencia de las cosas que se deben de cambiar y de lo que se tiene que hacer y sabiendo esto tomar acción y hacerlo, de nada sirve decidir si no se da el siguiente paso que es la acción.

Se suele pensar que se tiene todo el tiempo del mundo para hacer las cosas, por lo que día tras día procrastinas una y otra vez, es como si dentro de ti tuvieses una certeza de que mañana, o pasado fueses a tener mayor fuerza de voluntad, lo cierto es que el tiempo es un recurso que se agota.

La vida, en cuanto a tiempo se refiere, es implacable, no deja brechas para devolver el tiempo perdido, segundos y minutos pasados no vuelven nunca más, así que deja las excusas a un lado y ve tras tus sueños, eso que deseas lograr estará más cerca de ti el día que des el primer paso y rompas la inercia.

Toma cuanto antes las riendas de tu vida, asume la responsabilidad de esta y asegúrate decidir ser de esas personas que llegado el momento de despedirse de este plano físico puedes decir con orgullo ante la vida:

No me arrepiento de nada pues decidí en esta vida apostar por mí, por mis sueños e ideales.

Ya para finalizar recuerda que nadie te debe nada, tú te debes a ti mismo decidir desde este preciso momento comprometerte contigo en ser mejor persona, y en eliminar esos dolorosos hubiera de tu historia de vida ¿estás listo para empezar?


A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto nuestra vida se concentra en un solo instante

Oscar Wilde

Si hasta el día de hoy no has vivido con suficiente intensidad, es hora de revisar tu historia, será en ese momento o instante mágico donde te harás consciente y tu vida se transformará, tendrás a tu alcance esa energía y vitalidad por disfrutar de las travesías de la vida.

Mariangela Andrade

Aventurero cuéntame ¿qué te ha parecido este post?  ¿Crees que en tu vida con lo que has vivido hasta los momento hay cosas de las que te arrepientes por no haber hecho? Estaré encantada de leer tu comentario y de compartir contigo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *