Blog Posts

5 Formas muy originales para encontrar el propósito de tu vida

Cada día veo con mayor frecuencia a muchos jóvenes que al llegar al punto de graduarse de bachillerato entran en una especie de limbo, se sienten perdidos, no saben qué es lo que harán con sus vidas, y se sienten desorientados,  así que terminan dejándose llevar por factores externos que lejos de acercarse a lo que desean, los acerca más bien a lo que escucharon que les hará ganar dinero, o lo que su familia le dice que será lo mejor para su futuro, incluso algunos se dejan llevar  por la influencia de sus amigos.

Esto es algo que hoy en día en mi vida me llama mucho la atención, y es que claro, a esta edad nunca se les da una verdadera orientación, te cuento esto con la intención de que puedas entender que si hoy día no estás satisfecho con lo que estás haciendo, sientes que tu vida no está alineada con tu verdadera esencia, o muy dentro de ti hay una pequeña voz que te dice que no te conformes con lo que tienes hoy, pues es hora de poner atención a este “llamado”.

Retrocediendo el tiempo, y llevando las manecillas del reloj hacia atrás, yo misma estuve en esa situación, cuando tenía 17 años no tenía muy claro qué era lo que quería hacer con mi vida, sabía que me gustaba la comunicación social, también me gustaba la carrera de derecho, sin embargo, en esos momentos fui una balsa en medio del profundo océano, me deje llevar por las olas y la tempestad, no tenía un destino claro, no tenía brújula, ni mucho menos un faro que me alumbrara para saber dónde se encontraba la costa.

Como consecuencia de estar en el limbo termine estudiando algo que tenía muy claro que no era lo que quería, pero a pesar de sentirlo diariamente, no hice nada para cambiar, termine mi carrera y me gradué como Licenciada en educación mención biología, ¿ qué paso conmigo en ese momento? Yo sabía que eso no era lo que quería, y si lo sabía ¿Por qué no hice nada? La respuesta que hoy día tengo muy clara es: tenía MIEDO.

Si, miedo, miedo a que no fuese buena en eso, miedo a tener éxito, miedo a que en la situación de mi país luego no tendría trabajo, miedo a salir de mi zona de comodidad, fue por esto, y por seguir los consejos de gente muy cercana que me deje llevar, yo sabía que a mí me gustaba la escritura, la comunicación, hablar, conectarme con las personas e interactuar con ellos.

Me equivoque en su momento, claro que sí, me equivoque, debo reconocerlo, sin embargo la vida y el poder reconocer mi voz interna me ha llevado de nuevo por el verdadero camino, y es por eso que hoy estoy aquí escribiendo estas líneas y tu estas allá del otro lado de la pantalla leyéndome. Ciertamente nunca es tarde para volver a encaminarte en lo que realmente es tu propósito.

Antes de seguir con el post, debe hacer una pausa y quitarme el sombrero (no es que tenga uno puesto, solo que así dice el dicho) frente a quienes desde muy pequeños han estado clarísimos de lo que quieren en sus vidas, y saben desde edades muy tempranas su propósito, yo no fui una afortunada para verlo con esa claridad en su momento, yo solo sentí “algo” muy pequeño dentro de mí que me decía que lo mío iba por la comunicación, ese algo, alzó su voz y grito fuerte ya pasados algunos cuantos años.

Yo ignore muchas veces las señales, y me doy cuenta que fue porque no supe escuchar mi intuición, voz interna, o llamado. La buena noticia del día, es que con todo lo que te diré hoy sobre cómo encontrar tu propósito, tendrás esa guía o brújula para direccionar tus coordenadas y vivir  a partir de ahora alineado con tu propósito.

No te sientas mal si no sabes cuál es tu propósito, el saber reconocerlo y el tenerlo muy claro desde pequeños solo le pasa a una minoría, la gran mayoría como yo y como tú no lo vemos,  ni sentimos tan fácilmente, hay unos que lo ven pasados los 90 años, imagínate, tienes tiempo todavía para descubrirlo.


Importancia de tener claro el propósito de tu vida

Vivir sin saber cuál es tu propósito te lleva que vivas sin congruencia, es decir, sin que estés alineado entre lo que piensas, sientes, dices y haces, y te puedo asegurar que no hay peor sensación que esta, es como si estuvieses atrapado, sin poder salir, la sensación liberadora de vivir una vida congruente con todos estos aspectos alineados es increíble.

Veamos un ejemplo de mi vida, y lo hago conmigo misma para que veas que soy tan humana como tú, esto sucedió justo después de graduarme de la universidad, la historia va así:

Me despierto un día de la semana a las 5:45 am, empiezo mi ritual de la mañana, hago lo que debo hacer, desayuno, el café, me visto y arreglo todo, y me dispongo a ir al trabajo; algo dentro de mí se retuerce, me dice que no puedo seguir en así, no disfruto eso, mis horas en el trabajo pasan lento, cada tic tac es una eternidad, y como no va a ser eso una tortura, no estoy alineada con lo que dentro de mi ser  sé que he venido a ser.

Luego viene mi próximo trabajo, renunció al anterior, este me gustaba un poco mas,  no pasa mucho tiempo para que llegue de nuevo el vacío en mí, y me siento peor cuando tengo que esperar unos 26 años para jubilarme, ¡ Dios mío, 26 años! Solo con el hecho de repetir la frase algo dentro de mi siente una repulsión instantánea digo ¡imposible, jamás podré quedarme aquí tanto tiempo!…

Eso sí lo tenía muy claro, algo tenía que hacer, pero quedarme allí sin hacer nada, no iba conmigo, sabes, eso estaba acabando conmigo, con mi esencia, con mi espíritu y con mi alma, eso es lo que pasa cuando no sabes cuál es tu propósito, y de verdad yo no nací el día de las personas conformistas.

Así fue como empezó mi búsqueda, esa búsqueda estuvo llena de laberintos, de calles sin salida, de obstáculos, pero no me rendí, creo que a mí se me hizo un poco difícil de ver mi propósito porque tengo una necesidad de variedad, así que probé e hice muchas cosas, finalmente pude encontrarlo…

Es hoy día una obligación y un compromiso que tienes contigo mismo saber cuál es tu propósito, tienes una deuda con el ser más importante de tu vida, ese ser, eres tú. Si te encuentras desmotivado, frustrado, ansioso, o estresado con tu vida y con lo que haces con ella.

Reflexiona, permítete evaluar cuáles son tus valores, y cuáles son tus prioridades; si vas en contra de lo que realmente tu yo más interno desea y de los valores más profundo que a tu verdadero yo le interesa, déjame decirte que ESTÁS ALEJADO DE QUIEN ERES EN REALIDAD, y esto puede llegar a ser tarde o temprano perjudicial para tu vida, y claro está, para tu bienestar y salud.

¿Estás listo para ver las estrategias? Veamos lo primero a considerar:

El punto de encuentro

Muy bien empecemos con esto lo que he llamado el punto de encuentro, esta estrategia consiste en buscar una hoja blanca y lápiz, divides la hoja en 4 cuadrantes y sobre cada uno de ellos anotas:

  •  Lo que amas hacer
  •   En lo que eres bueno
  •  Lo que el mundo necesita
  •  Lo que te puede generar ingresos

Luego empiezas por anotar en cada cuadrante lo que corresponde a cada uno, para esto te sugiero que te tomes el tiempo necesario, una vez hayas finalizado esto empieza a buscar los puntos donde coinciden:

Lo que amas hacer y lo que eres bueno: ESA ES TU PASIÓN

Lo que eres bueno y lo que te genera ingresos: ESA ES TU PROFESIÓN

Lo que te genera ingresos y lo que el mundo necesita: ESA ES TU VOCACIÓN

Lo que el mundo necesita y lo que amas: ESA ES TU MISIÓN

Y donde todas ella se une ese pequeño punto de encuentro es TU PROPÓSITO

Esta estrategia bastante útil para encontrar claridad y dar con ese propósito tan único y especial por el cual estas aquí.


Escribe tu historia

El Strorytelling es una forma bastante interesante y que para mí resulta maravilloso el hecho de expresar tu vida a través de una historia, los acontecimientos que han ocurrido en tu vida ya que estos  son los que ten han llevado a ser quien eres hoy día, así que para empezar este ejercicio que debes buscar una hoja blanca, un lápiz y un tiempo a solas para ti.

Debes escribir 50 cosas sobre ti, estas pueden ser desde tus gustos, pasiones, hobbies, actividades, tus logros, tus momentos de máxima felicidad, aquellas situaciones difíciles o retos de tu vida, cosas curiosas sobre ti, afinidades, tus fracasos, en fin se trata de escribir aquello que sientes que te define, 50 datos relevantes de tu vida; puedes en este ejercicio también traer recuerdos de tu infancia y de tu época de juventud.

Con este ejercicio podrás aperturar tu mente a encontrar ese propósito que está dentro de ti, es también un excelente ejercicio para el autoconocimiento, ya que permite la exploración profunda de tu ser.

Una vez hayas finalizado lee todo detenidamente y presta atención a tu cuerpo y a tus pensamientos, pues cuando leas algo de lo que escribiste y sientas algo dentro de ti que resuene contigo, puede ser allí donde se encuentre tu propósito. Espero disfrutes este ejercicio tanto como yo.


Viajando en el tiempo… querido yo del futuro

Este ejercicio es una variante  del reto que hice llamado la magia y la aventura de la escritura, por aquí te dejo el link para que si te interesa lo hagas, está buenísimo.

Muy bien es hora de viajar en el tiempo y no precisamente en el DeLorean (el carro de volver al futuro, ¡ups! se me cayó la cédula)lo que harás será hacer una visualización de ti en el futuro, voy a aumentar los años,  en vez de 15, viajaras uno 30 años al futuro.

Para hacer este ejercicio debes tener a la mano papel, lápiz y estar en un sitio a solas preferiblemente en silencio, cierra los ojos y te verás a ti mismo dentro de unos 30 años, ¿Cómo te ves? Escribe en el papel lo que has hecho en tu vida… ¿qué agradeces, que has conseguido, a qué te dedicas, en qué ocupas tu tiempo, que personas queridas tienes contigo?¿Qué momentos recuerdas con cariño y con amor?

Visualizando este momento y luego escribiendo todo puedes ver, que es lo que realmente deseas, pues el visualizar este viaje en el tiempo te quita las ataduras que hoy día tienes, solo recuerda que 30 años parecen lejos pero el reloj corre rápido y el tiempo es un recurso que no renovable, así que puedes empezar hoy mismo por vivir alineado con tu propósito.


Lista de deseos

Esto lo vi en el libro sopa de pollo para el alma en la historia llamada Otra marca más en la lista, así que se me ocurrió la idea de hacer algo para un nuevo reto que estoy ideando, y este definitivamente es de gran ayuda, pues la lista de deseos trata de pensar en grande y cuando digo grande es bien, bien grande.

Vas a buscar un papel y lápiz, y harás una lista de 100 deseos;  el de la historia  del libro es John Goddard su lista fue de 127 deseos y ha cumplido 108 de los 127 deseos propuesto en su lista, la cual escribió cuando tenía 15 años.

Y te preguntarás ¿para qué hacer una lista así? te digo, no te subestimes, lo que hoy día consideramos imposible, quien sabe si mañana podrás tacharlo de tu lista, puedes colocar desde viajar Kenia, pasando por escalar el Everest, hasta volar en globo aerostático, todos tus deseos son válidos en esta lista.

Y por si te estás preguntando ¿Qué tiene que ver esto con mi propósito de vida? Te cuento que al escribir los deseos puedes tomar consciencia de cosas que ni sabía que querías o que deseabas, puede que tu propósito esté conectado con algún deseo del cual no eres consciente todavía.


La despedida

Ya vamos finalizando estas estrategias, y con esto traigo el ejercicio de la despedida, para este también vas a realizar una visualización, y debes tener a la mano una hoja blanca y lápiz, como en los anteriores te recomiendo estar solo y en un lugar donde no te interrumpan y preferiblemente haya silencio.

Vas a cerrar tus ojos y respirarás profundo unas 5 veces, luego en la medida que puedas vas a calmar tu mente, siguiendo con la respiración profunda, la visualización que harás aquí será el verte a ti dentro de un ataúd, ya que esa visualización te lleva al día de tu velorio, con todos tus seres más queridos, amigos y familiares alrededor despidiéndote.

Este ejercicio es muy potente, pues luego de terminar la visualización vas a tomar la hoja blanca y dibujar una lápida, en donde dentro colocaras tu nombre y escribirás lo siguiente:

  •  Lo que te faltó por hacer en esta vida por falta de tiempo
  • Lo que no hiciste y de lo cual te arrepientes
  • Lo que te falto por cambiar

Al escribir estos tres aspectos sobre tu lápida reconocerás muchísimas cosas de tu vida que dabas por hecho, y que no valorabas, así como también verás reflejado allí en las cosas que te arrepientes una cantidad de pequeñas o grandes cosas que debes tomar en cuenta para hacer de tu vida una mejor vida.

Muy bien aventurero, ya has estado viajando, experimentando y viviendo toda una serie de aventuras para encontrar tu propósito de vida, es momento de reflexionar un poco más y de buscar esa respuesta a la famosa interrogante ¿Cuál es mi propósito? Así que pregúntate lo siguiente:

¿Qué has sentido haciendo estos ejercicios?

¿Dónde te has emocionado más?

¿Has descubierto algo, has encontrado algún sentido a todo esto que hiciste?


Ten en cuenta que el propósito de tu vida debe aportar valor y significado a tu vida, te debe conectar de una forma muy profunda  a tu esencia, tu verdadero yo y con los demás, pues el propósito implica trascender y dejar una huella positiva en la vida de otras personas, no una cicatriz.

No tengas miedo de estar equivocado con quien eres hasta ahora, ni con lo que has hecho, es mejor reconocer hoy tu vulnerabilidad,  que vivir toda una vida bajo una máscara por miedo a reconocer que lo que elegiste hasta este momento no va alineado ni en armonía con tu verdadero yo.

Y si todavía no estás seguro de dar el paso a descubrir tu propósito y a tomar las acciones necesarias para transformar tu vida y vivir de forma congruente, es que todavía no te duele lo suficiente la vida que estás llevando, porque por mi propia experiencia, cuando duele el alma y dentro de ti la situación es insoportable, es que se inicia una verdadera búsqueda y transformación para pasar a otro nivel.

Mi querido aventurero, con estos ejercicios posiblemente tendrás una muy buena orientación para dar esos primeros pasos, ahora queda de tu parte hacer el resto, es decir accionar para darle forma a tu propósito. Recuerda que esto es solo el inicio de la travesía…

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un instante.

Oscar Wilde

Aventurero de la vida, la vida es demasiado corta como para no vivirla, disfrutarla y saborearla al máximo, comparte conmigo que te ha parecido este post dejando tu comentario, estaré encantada de leerlo y compartir contigo.

Saludos y un abrazo cariñoso cargado de buena energía

Mariangela Andrade

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *