Blog Posts

Maneja y canaliza tu energía para mejorar tu productividad

¿Te ha pasado alguna vez que tienes una reunión con alguien, quizás, están tomando un café y al terminar la reunión por alguna razón te sientes con un bajón de energía? Déjame contarte algo, esto puede ocurrir no solo con alguna persona, sino también pasa cuando haces ciertas actividades, la sensación que tienes, es la de haber estado en un hoyo negro, el cual te quito, o te robo toda tu energía.

Es cierto que tenemos días en los que nos queremos comer el mundo, en los que somos capaces de lograr  y conseguir todo, tenemos tanta buena energía, que si decidimos mover una montaña hasta podríamos lograrlo, así como también hay días en los que hasta para tomar una taza de café o preparar el desayuno es casi una odisea, nos cuesta mucho empezar.

¿Por qué sucede esto? Pues sencillo porque somos seres que tenemos fluctuaciones en nuestros niveles de energía, esta puede subir o bajar, dependiendo de lo que hagamos. Los niveles de energía están muy relacionados con las emociones, fíjate en esto: es tu nivel de energía el que te llevará a sentir una  emoción, y esta emoción es la que te lleva a la acción.

Si tu nivel de energía está bajo, puede que te sientas tristes, y esta tristeza se refleja en no querer hacer nada, o en estar desenfocado en tus actividades, por lo que a la larga serás menos productivo, entonces existe una relación directa entre la energía y la productividad personal.

Nos sentimos alegres y felices cuando nuestro nivel de energía esta alto, gracias a esto lo que hacemos lo hacemos mejor, y los resultados en cuanto a productividad también son mucho más favorables, es por esta razón, que hoy voy a enseñarte cómo manejar mejor tu energía para que seas más productivo.

energia y productividad

La energía y la vida

¿Eres de los que en algunos momentos de tu vida o de tu día se siente falto de creatividad, de ideas, y de inspiración? Es como si nada fluye, en estos momentos quieres que la motivación, el torbellino de ideas, la creatividad y todo aquello que está relacionado con el proceso creativo regrese.

¿Y qué ocurre cuando este llega? Las ideas son tantas, el fluir de la creatividad toma tu vida, se apodera de ti, y sientes la energía de nuevo, sin embargo muchas veces por no saber cómo manejarla y canalizarla de la mejor forma posible terminas por desenfocarte.

Tu mente en estos momentos corre a mil por hora un maratón, sin descanso, un pensamiento tras otro, una idea tras otra, día y noche, al final es tanto el cansancio que la energía que sentimos se va, y cuando te das cuenta de todas las grandes ideas que tuviste ninguna pasó a hacerse realidad, pierdes la energía por querer hacer muchas cosas al mismo tiempo.

Luego te sientes con los niveles de energía bajo nuevamente pues no lograste nada, agotaste todos tus recursos energéticos y los resultados no se ven por ningún lado, si así pasas tu vida, con esas subidas y bajadas de energía constante es momento de hacer algo para equilibrar esas fuerzas vitales en tu vida.

Es importante aquí tener claro que las subidas y bajadas, es decir los cambios que sentimos, no son emocionales, sino de energías, y estas energías son las que influyen directamente en nuestras emociones.

Importancia de medir nuestra energía

¿Por qué es importante saber medir, regular y canalizar nuestra energía? Pues sencillo sin esta, nos falta la fuerza para lograr las cosas que queremos lograr, si dejamos que esta se diluya,  fallará  nuestra productividad.

Entonces lo que debemos hacer es regular nuestra energía, para evitar esas fugas, así cuando estemos llenos de esa energía aprovecharla, canalizándola de la mejor forma. Para empezar debes hacer un cambio de perspectiva con respecto a las emociones y la energía.

Si cambias tu enfoque y dejas de pensar en las emociones negativas como generadoras de tristezas y  de improductividad en tu vida, y más bien te enfocas en detectar tu nivel de energía para cambiarlo lo antes posible, estarás realmente buscando una transformación más profunda que te llevará a cambiar más rápido tu nivel de energético de bajo a alto, y esto es lo que quieres.

Todos tenemos tres niveles de energías, estos son alto, medio y bajo, hay también estados intermedios entre ellos, medio alto y medio bajo, entonces ¿Cuál es la importancia de saber medir la energía? Pues, si cuando tienes un pico de energía no lo aprovechas si no que lo desperdicias por no saber cómo canalizarla es muy probable que seguido de esto vengan un bajón de energía ya que  no hiciste nada cuando tenías la pila cargada, esto te hace sentir improductivo.

Nuestros niveles de energía responden a las actividades que hacemos diariamente, hay actividades que nos drenan y otras que nos recargan de energía, por esto debes aprender a reconocer en tu vida cuáles son esas actividades que te cargan la pila y cuales te dejan sin carga.

 Las actividades se dividen en aquellas que drenan energía, es decir aquellas que al realizarlas o luego de hacerlas te hacen sentir sin fuerza, sin motivación y hasta cansado, la sensación es pesadez tanto física como emocional.

El otro tipo de actividades son las de conservación o preservación, estas son las que haces para estar en modo ahorro energético, no te desgastan ni te aporta energía, son aquellas donde estas tranquilo, relajado, y en neutro.

Y las últimas actividades son aquellas que te dan y ofrecen  energía, son las que durante y luego de realizarlas te sientes lleno de motivación, con full entusiasmo y listo para comerte el mundo; No se trata de hacer únicamente las actividades que te llenan de energía, se trata de encontrar un equilibrio.

En nuestro día a día vamos a tener que realizar varias tareas, acciones y actividades, además también tenemos que considerar los diversos imprevistos que surgen constantemente, y la clave de todo esto está en medir nuestra energía, reconocer y saber identificar aquellas cosas que actúan ladrones, ¿para qué? Pues, para luego de estar haciendo eso que te descargo la pila, hacer algo que la recargue nuevamente.

Tu energía vital es tu tesoro, y es tu responsabilidad hacerte cargo de ella, no lo malgastes, más bien aprende a administrarla y canalizarla de la mejor forma, para que así logres tener una mejor productividad, la cual te llevara a un mejor crecimiento tanto personal como profesional, y claro, así te sentirás más feliz.

Preguntas para reconocer tu nivel energético

Saber reconocer nuestro nivel energético es sencillo, siempre y cuando sepas utilizar muy bien tu perspectiva, si dices me siento triste en vez de tengo el nivel de energía bajo, podrías no hacer algo activo para salir de tu tristeza, en cambio diciendo: “tengo mi nivel de energía bajo” esta sola frase te lleva a pensar de forma proactiva para buscar soluciones y aumentar tu nivel energético.

Por esta razón te invito a pensar de ahora en adelante en niveles de energía, para esto es importante reconocer primero nivel energético, llegó el momento de pensar en estas preguntas:

  •   ¿En qué momento del día te sientes mas lleno de energía?

  •  ¿Después de que actividades te sientes mas lleno y mas vacío de energía?

  • ¿Qué personas en tu vida te dan energía, y qué personas te roban energía?

El solo hecho de reconocer y de tomar conciencia de esto, puede cambiar tu vida, en el  sentido que ahora eres el responsable de incrementar tu nivel energético cuando este no esté en su mejor momento.

Sabiendo que actividades, y qué personas son aquellas que te dan y aquellas que roban tu energía, serás tú el encargado de llevarte a un equilibrio energético cuando lo necesites.

Ya una vez que hayas resuelto esas preguntas toma acción cuanto antes, el manejo de tu energía personal te permite optimizar y enfocarte en acciones que realmente sean importantes para ti, aquellas que a la larga te llevaran a conseguir aquello que quieres lograr.

energía y productividad

Encontrando el equilibrio de tu energía

  •   Lo primero que debes hacer es tener muy clara las actividades que te quitan energía, y aquellas que te generan y recargan las pilas, pues luego de realizar una de esas actividad que te quite energía, debes lo más pronto posible hacer una actividad que te de energía.

Esto hará que equilibres tus baterías, por ejemplo si luego de una reunión de trabajo muy agotadora, sabes y estas consiente que tu nivel esta bajo, lo próximo a hacer es una actividad que incremente tu poder, es decir que te llene nuevamente de energía.

Imagínate que luego de esa agotadora y extenuante reunión, empiezas una  actividad que también te quita energía, sea lo que sea que estés haciendo no estarás dando lo mejor de ti, y lo más seguro es que termines haciendo un muy mal trabajo y totalmente agotado, frustrado y con una sensación de pesadez total.

Entonces de ahora en adelante enfócate en luego de hacer esas actividades o tareas que te quitan energía, en dedicar tiempo a recargar las pilas.

  •   Identificar los momentos del día en los que estas full energía te ayudará a distribuir mejor tus actividades, por ejemplo: si tu hora del día en la que estás mas lleno de energía es en las mañanas utiliza estas horas de  “tiempo productivo” para hacer todo aquello que requiere crear y para lo cual necesitas toda tu atención, es el momento de trabajar sin interrupciones que desvíen tu atención.

Y cuando ya tu energía empiece a descender dedícate  a actividades de “tiempo activo” estas son aquellas actividades que no necesariamente requieren de un nivel alto, aquí puedes permitir ser flexible.

Actividades como: leer correos electrónicos, investigar, asistir a una reunión, revisar algo que tenías pendientes, limpiar tu escritorio o sitio de trabajo, organizar tus tareas y actividades nuevas, entre muchas otras.

  •  Y por último, saber que personas en nuestra vida son ladrones de energía o como yo digo un “Dementor” por si no sabes, estos son los personajes de la historia de Harry Potter que se encargan de hacerte sufrir por delitos cometidos en el mundo mágico, alimentándose de tu energía vital; Es necesario saber quiénes son esos dementores, para así alejarnos de ellos.

Es totalmente cierto que existen personas con las que estamos en contacto que de alguna forma nos roban esa energía que es tan importante en nuestra  vida, así que ya una vez logres saber cuáles son aquellas que te quitan esa energía, toma acción lo más pronto posible para disminuir tu relación con ellas.

Eso que dicen de aléjate de las personas tóxicas, ponlo en práctica

En cuanto a esas personas que nos llenan de energía, es importante reconocerlas y mantenerlas cerca siempre que puedas, hazles saber que son seres de una gran y maravillosa energía, pasa tiempo con ellos cuando tengas un bajón energético, o cuando necesites nuevas ideas, búscalos y comparte tiempo de calidad, y recuerda siempre agradéceles por su buena energía y vibra que te transmiten.

Los niveles de energía son cíclicos y a medida que aprendes a manejarlos y canalizarlos a tu favor verás cómo tu vida empieza a fluir mucho mejor, te darás cuenta que eres más productivo y lo mejor de todo es que ya una vez sepas mantener tu nivel de energía alto vas a poder compartir y transmitir esa energía al mundo.

Recomendaciones para tu energía y tu esencia personal:

  •  Haz una lista de las actividades que te dan energía, y colócalas en un lugar visible, para cuando necesites recargar tu energía puedas tener a la mano, asegúrate de realizarlas cuando necesites aumentar tu nivel de energía.
  • Organiza y planifica tu día de trabajo, teniendo en cuenta tus momento de tiempo productivo y tiempo activo.
  • No trabajes de forma seguida durante mucho tiempo, cada dos horas máximo, date permiso de hacer un pequeño recargo de energía.
  •  No seas multitarea, esto solo trae desgaste, ya que tu energía se diluye, si, lo sé, es un poco complicado, sin embargo por mi propia experiencia sé que cuando trabajo de esta forma mi productividad es  0, comparándola con cuando me concentro en un 100% a una sola actividad para luego pasar a la siguiente.

El coste de ser multitarea es que pierdes tu energía en mil cosas por hacer y al final dejas todo a media.

  •  Aprovecha cuando estas con un nivel de energía alto, canaliza esto a tu favor, realiza actividades que te permitan crear, pon en marcha un pequeño proyecto o simplemente haz algo productivo, no dejes pasar este preciado momento.

Muy bien aventurero de la vida, ya sabes cómo influye tu energía en tu productividad,  espero que con estas pequeñas y muy prácticas recomendaciones puedas mejorar tu vida y lograr un verdadero equilibrio.

Recuerda que cuando nosotros repartimos energía de la buena al mundo, este nos la devuelve con más fuerza en muchas cosas buenas, mantén tu energía alta, trasmítela con amor y ve todo lo que regresa a tu vida en forma de regalos, oportunidades y bendiciones.

“En definitiva, los mejores resultados no provienen de desalentarnos a nosotros mismos, agotarnos o desgastarnos al extremo. Nuestro mejor rendimiento proviene de trabajar en armonía con el ritmo en que nuestro cerebro y nuestro cuerpo desean trabajar.”

 Al Lee

Saludos y un gran abrazo cariñoso aventurero de la vida

Mariangela Andrade

Me encantaría que compartieras que tu opinión, ¿crees que la energía es importante en tu vida?,  o si sólo tienes algo que contar, déjame tu comentario, que con gusto lo leeré y responderé

3 Comments

  • Ideals
    Responder

    Interesante artículo, enhorabuena. Por cierto, si te interesa la cuestión de la gestión empresarial, puedes pasar por mi página. Saludos

  • Laura Vázquez
    Responder

    Reafirmó con esto que la energía es el motor de todo ser humano, el cual necesito saber traer mi energía nivelada.
    Esto se logra cuando uno dice si a su misión de vida y sigues en constante aprendizaje y conocimiento para llegar victorioso a la meta

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *